“Cold Killer”: una farmacia jugosa para curar la gripe

Imagen de una taza de té caliente para curar la gripe
La naturaleza es sabia y poderosa, solo debes conocer sus poderes y aprovecharlos, especialmente cuando se trata de curar la gripe

Comienzan a bajar las temperaturas, las lluvias parecen ser cada vez más constantes y, con ello, ataca la indeseada gripe. Sabemos que desesperada puedes ir a comprar la mitad de la farmacia. Sin embargo, no importa cuántos medicamentos tomes, a veces no solo no logran el efecto deseado, sino que además terminan también afectando tu estómago. Por eso hoy compartimos contigo una receta que aprovecha los poderes de la naturaleza para curar la gripe.

Ver más: ¿Cuándo llegará la temporada de gripe y cómo evitar contagiarnos?

“Cold Killer”, una receta para curar la gripe

Este poderoso jugo es una creación de 10 Fruits, una tienda en Downtown Miami que ofrece afé, smothies, açai bowls y demás opciones de comida con una enfoque muy saludable. Entre su menú tienen lo que llaman una “juicy pharmacy” que incluye “Cold Killer”. Esta es la receta que te compartimos hoy porque todos sus ingredientes son reconocidos por sus beneficios al organismo y, especialmente, para ayudar con los síntomas de la gripe:

  • Té verde
  • Jugo de naranja
  • Jengibre
  • Echinacea
  • Vitamina C con Zinc

Puedes prepararlo tu misma, pero recuerda tomarlo caliente. Y si te da mucha flojera o la gripe tiene drenadas tus energías, ya sabes dónde encontrarlo…

Publicidad

Remedios caseros para curar la gripe

Dicen que nada en exceso es bueno, pero cuando se está desesperado, vale la pena combinar algunas tácticas. Estos son algunos remedios caseros recomendados para curar la gripe:

  1. Inhala vapor de eucalipto por 10 minutos
  2. Toma sopa de pollo  con bastate cebolla y ajo
  3. Huele un ajo triturado envuelto en un pañuelo para atenuar la congestión
  4. Bebe té de miel o de sauco para atenuar los síntomas
  5. Prepara tu propio jarabe de cebolla: en un recipiente de barro coloca una cebolla picada junto a dos vasos de vino blanco. Déjalo reposar por 24 horas y una vez que lo cueles, añádele miel y almacénalo en un frasco de vidrio. Tómate un poco en ayunas, dos veces durante el día y justo antes de dormir.

Sigue leyendo: Protege a tu mascota del flu canino

 

Más de Equipo Emedemujer