Uvas, pequeñas bayas que cuidan la salud

Ricas y bondadosas, estas pequeñas frutas esféricas benefician al organismo de múltiples formas

Las uvas son una especie de baya en forma circular que varían de color y sabor: se pueden encontrar desde verdes, moradas, en tonalidades fucsias, rojas hasta las más oscuras, las negras, dulces o más amargas.

Ver más: ¿Por qué comer uvas en Navidad?

Además de ser conocidas como la fruta de donde se extrae el vino y formar parte de diversas recetas dulces, tienen un gran poder sanador.

Desde la antigüedad, eran consumidas no solo como las frutas preferidas de la realeza al igual que las manzanas, sino también para aliviar afecciones en aquellos tiempos.

La manzana alivia daños a nivel estomacal

Publicidad

En las actualidad diversas han sido las investigaciones que demuestran sus bondades curativas, partiendo de su composición. Ricas en vitaminas A, B, C y K, las uvas energizan el organismo gracias a estos componentes, pero también contienen antioxidantes que permiten la protección del cuerpo ante los daños que ocasionan los radicales libres.

Igualmente contienen agua en un 80%, fibra, hidratos de carbono y azúcares. Otro de los elementos que incluyen estas pequeñas bayas son los flavonoides que ayudan a prevenir diversas enfermedades crónicas como el cáncer y la obesidad.

Aunque algunos especialistas no las recomiendan al momento de bajar de peso, realmente pueden ser una alternativa saludable, todo depende de las cantidades que incluyas en tu alimentación.

Las uvas son un excelente depurador natural, limpian los vasos sanguíneos y cuidan las células y permiten regular los niveles de colesterol. En caso de estreñimiento es una buena alternativa, siempre y cuando no dejes su piel a un lado. Igualmente, permiten la formación de anticuerpos y aumentan las defensas favoreciendo al sistema inmunológico.

La uva previene la aparición de arrugas

Publicidad

Luteína y zeaxantina son otras sustancias que forman parte de su composición, éstas permiten mejorar la visión en casos leves. También se recomienda su ingesta para estimular funciones cerebrales, disminuir el estrés, cuidar la piel, nutrir el cabello evitando su caída y la presencia de caspa.

Imagen: Archivo Eme

Más de Cecilia Avilés