Errores que cometemos al cocinar el pollo

Raw chicken breasts. Chicken meat on wooden cutting board.

Para cocinar el pollo se usan diversas técnicas, ingredientes y condimentos. Pero en ocasiones cometemos errores que pueden dañar el sabor de este delicioso alimento

El pollo queda perfecto con cualquier acompañante, ya que es una carne muy versátil de realizar. Sin embargo, muchas veces tendemos a perjudicar su preparación cometiendo inocentes hábitos. Para que no los vuelvas a cometer te presentamos los errores más comunes al cocinarlo.

Ver más: Alimentos que nunca debes lavar

Errores que cometemos al cocinar el pollo

Errores que cometemos al cocinar el pollo

No tomas medidas de seguridad

Las carnes de aves son las más delicadas de preparar, ya que son propensas de desarrollar salmonela rápidamente. Es por ello que al tocar el pollo con diversos utensilios o superficies, debemos lavarlas muy bien para evitar la contaminación con otros alimentos. Además se tiene que lavar muy bien las manos después de limpiar el pollo crudo.

Te puede interesar: ¿Lavas el pollo antes de cocinarlo? Es mejor que dejes de hacerlo

Publicidad

Dejarlo descongelar

Generalmente cuando vamos a cocinar un pollo lo dejamos descongelar afuera hasta que esté listo. Pero este hábito solo promueve la propagación de bacterias y lograr una intoxicación de alimento. Cuando dejamos descongelar un pollo, lo primero que lo hace es la parte de afuera. Este se coloca a la misma temperatura que la casa, pero lo que no sabes que es perfecto para que las bacterias se reproduzcan dentro de la carne.

Si quieres descongelar el pollo sin riesgo de intoxicación alimentaria tienes que colocarlo dentro de una bolsa hermética y sumergirla en agua fría.

Retiras los huesos y la piel antes de cocinarlo

Cuando cocinamos el pollo a alta temperatura corremos el riesgo que la carne quede muy seca. Una simple manera para que la carne quede humedad por más tiempo es dejarla cocinar con la piel y los huesos. Con ello lograrás que la piel contenga la humedad y los huesos protegerán el alimentos del calor excesivo y le dará mayor sabor.

No secas el pollo antes de cocinarlo

Para lograr que la piel del pollo obtenga un delicioso dorado se tiene que secar muy bien antes de cocinarlo. De lo contrario nunca se logrará obtener los resultados deseados.

Solo usar sal y pimienta

whole raw chicken with rose pepper and thyme

Publicidad

Es cierto que son los dos condimentos más utilizados en la cocina, pero ¿por qué no experimentar? El pollo queda muy bien con otros ingredientes, y te sorprenderás de las increíbles combinaciones que puedes crear. Le puedes añadir, canela, comino, cúrcuma, hierbas, entre otras.

La temperatura al cocinarlo

Para eliminar todas las bacterias que contiene el pollo es indispensable cocinarlo a una temperatura de 165 grados. Pero no trates de adivinar la temperatura manualmente porque es probable que consigas una carne seca. Se debe tener en mano un termómetro para obtener ese número y no pasarte.

Usar un mal sartén

Si colocas en una sartén varias piezas de pollo y quedan sin espacio ocasionarás que tu carne quede sin sabor. Al momento de cocinar el pollo es necesario que este libere su vapor, y si no tiene espacio no absorberá los condimentos.

Voltear el pollo con frecuencia

Si temes que se queme el pollo es normal que lo voltees a cada rato, pero es esencial dejar ese hábito. Al hacerlo con frecuencia solo evitas que la piel logre ese tono dorado que buscamos.

No dejarlo reposar

Grilled chicken fillets in a spicy marinade

Al estar listo el pollo lo último que queremos es esperar para comerlo, pero si quieres que sepa mejor deberías hacerlo. Cuando permites que el pollo descanse por 5 minutos después de salir del horno, permites que los sabores y los jugos se incorporen a la carne. Así lograrás tener un pollo más tierno y húmedo.

Más de Yessica Mardelli