Errores que siempre cometemos en la cocina

Cometer errores mientras cocinamos es mas común de lo que parece. Así tengamos años en esta practica, solemos pasar por alto ciertas pasos que pueden ocasionarnos heridas, pérdidas de tiempo y malos ratos. 

Los más frecuentes suelen ser:

Ver más: Tips para evitar que las sartenes se peguen

1. Cocinar con recipientes equivocados.

Muchas veces escogemos la primera olla o sartén que vemos, bien sea por el apuro o por flojera de lavar el que realmente necesitamos. Lo ideal es cocinar nuestras comidas con el que se adapte mejor a lo que vamos a preparar. Ten en cuenta que los alimentos no deben tocar las paredes de la olla o la sartén.

2. Pelar los alimentos de forma errónea.

Publicidad

En el caso de las frutas y verduras, esto hace que se desperdicie gran parte, que suele quedar en la concha.

Otro de los casos se da cuando vamos a cortar y colocamos el tenedor en el trozo grande y no en el pedazo que vamos a comer.

3. Encender el fuego antes de tiempo

Lo ideal es poner la sartén al fuego antes de echar el aceite. Sin embargo, no debemos esperar demasiado, pues al agregar los alimentos el aceite comienza a salpicar y corremos peligro de quemarnos.

4. No usar el cuchillo adecuado.

Publicidad

 Debemos tener a nuestra disposición un juego de cuchillos de buena calidad y que se ajuste a lo que vamos a preparar.

– El cuchillo de chef para cortar y picar verdura, carne o pescado.

– El cuchillo de puntilla para pelar.

– El cuchillo de sierra para cortar pan.

5. No esperar a que se enfríe la comida para meterlo en la nevera.

Una vez cocinados lo alimentos, es recomendable esperar hasta que se encuentren a temperatura ambiente para meterlos en la nevera. Esto no solo evita que se dañe la comida, también previene futuros daños a nuestro refrigerador.

6. No probar los alimentos para comprobar si están en buen estado.

Las carnes siempre deben permanecer congeladas, a menos que vayan a prepararse al mismo día. De lo contrario, es muy probable que se dañen pues no reciben la temperatura requerida y las bacterias aparecen.

Los embutidos no deberían permanecer más de dos semanas en la nevera, pues se ponen babosos y toman mal olor.

Por otro lado, debemos estar muy atentas con la fecha de caducidad de los alimentos, ya que toda comida en mal estado podría causarnos graves problemas como la gastroenteritis. Si sospechas que algún alimento está malo bótalo antes que ocasione daños a tu salud y la de tu familia.

7. Hacer varias tareas a la vez.

Es importante que nos concentremos en una sola actividad. De lo contrario, podríamos cortar mal algún alimento, echarlo antes de tiempo e incluso quemarlo. Además de ser un riesgo para si mismas.

Así que lo mejor es dejar para después la conversación por el teléfono, el programa de televisión o la ducha rápida.

8. Poner aceite durante la cocción de la pasta.

A muchas nos han engañado con que “el aceite añade suavidad a la pasta”. Sin embargo, por cuestiones de densidad, dicho paso resulta del todo inútil, ya que, como indica el refrán, el agua y el aceite no se mezclan.

En el caso de que quieras enriquecer la cocción de la pasta, puedes usar mantequilla u otros condimentos que sí se fundan con el agua.

Más de Joselyn Vasquez Beaujon

Aceites naturales para lograr rizos perfectos

Luce una melena hidratada y libre de frizz
Leer más