Suspiros caseros

Este de uno de los bocaditos más tradicionales en las fiestas infantiles, a todos los niños les gusta y son fáciles de hacer. Ademas, son ideales para un Candy Bar.

Les llamaron suspiros porque decían, que eran suaves y dulces como el suspiro de una mujer.

Ver más: Recetas de marquesa de chocolate: clásica, oscura, con salsa de frutas y galletas oreo

INGREDIENTES:

1 clara de huevo a temperatura ambiente.

150 g de azúcar.

Publicidad

Una pizca de sal.

PREPARACIÓN:

En un bol bate la clara a punto de nieve con la pizca de sal y luego agrega el azúcar en forma de lluvia y sigue batiendo hasta que forme picos.

Coloca la mezcla en una manga rizada y sobre una bandeja de hornear forrada con papel parafinado, ve haciendo rositas pequeñas y luego lleva al horno a temperatura mínima (100- 120 °C) por aproximadamente 40 min.

Si los deseas crujientes por fuera y suavecitos por dentro, debes hornearlos a fuego lento largo rato.Si los quieres crujientes, hornéalos a fuego fuerte poco tiempo. Como sea que vayas a prepararlos, no debes dejar que se doren.

Publicidad

Si quieres hacerlos de colores, debes echarle un poquito de colorante del color que desees al merengue, y mezclarlo con la batidora. No te excedas en la cantidad de colorante para que no baje el suspiro.

No se deben de hacer en un día muy húmedo porque absorben la humedad del ambiente y quedaran pegajosos.

 

Más de Joselyn Vasquez Beaujon

Aceites naturales para lograr rizos perfectos

Luce una melena hidratada y libre de frizz
Leer más