Leche materna: Estos son sus mitos y realidades

Aun estando embarazada de otro bebé la madre puede seguir amamantando

La leche materna es uno de los alimentos más importantes para el ser humano…

Durante mucho tiempo se ha creído que un susto puede provocar que los pechos de la mamá “se resequen” y no produzcan leche, pero esto es uno de los tantos mitos que rondan en torno a la lactancia materna.

¿Qué es lo que en verdad sucede?

Ver más: LACTANCIA MATERNA: buena para el bebé y la mamá

Cuando una futura mamá vive una situación estresante, su organismo responde generando adrenalina y cortisol, los cuales inhiben la oxitocina, la cual interviene en el reflejo de eyección de leche. Esto produce que al succionar el bebé la leche salga más despacio, pero esto no quiere decir que no haya. Si te encuentras en esta situación lo más recomendable es que busques un sitio tranquilo para alimentar a tu bebé, puedes poner música, luz tenue. Si al principio se inquieta porque la leche no sale, tranquilízale con mimos, caricias y palabras suaves. Verás que pronto el flujo de leche volverá a ser constante.

Además de este mito existen otros más los cuales te compartimos a continuación. La información se encuentra avalada por La UNICEF.

Publicidad

Foto: Archivo Eme de Mujer

Más de Silvia Sánchez