Semana 16: Movilidad del bebé y estabilidad de la futura madre

Tu bebé mide de 11 a 12 centímetros, mueve los brazos y las piernas, y hace sus primeros intentos por levantar la cabeza. Es posible que logre sentarse, se enderece, escuche y responda a algunos sonidos. Entonces ¿Qué esperas? ¡Comienza a hablarle! Dile cuanto lo quieres y deseas que llegue para tenerlo en tus brazos.

En esta semana es probable que cambies de posición a la hora de dormir. Los especialistas recomiendan hacerlo a un costado para evitar dolores. También es aconsejable apoyarse hacia el lado izquierdo para que la sangre fluya y circule mejor.

Ver más: Crean cuna inteligente que ayuda a calmar al bebé

Durante el embarazo las hormonas ocasionan que se acumule líquido en los pulmones. Por eso, dormir, respirar e inhalar profundamente te costará un poco sobre todo al descansar, pero no te preocupes tu bebé no sufrirá, solo debes quedarte serena, tranquila.

En tu cuerpo habrá otros cambios. El útero que cuenta con un mayor tamaño comprimirá los vasos sanguíneos e incluso podrán visualizarse estrías en tus senos, muslos y en la zona lumbar. Igualmente, la vulva puede inflamarse, el flujo vaginal será más espeso y de una tonalidad más blancuzca, por lo que es recomendable mantener la zona aseada para prevenir infecciones, evitando: la utilización de duchas, fragancias y polvos fuertes para la higiene femenina y el uso de ropas muy ajustadas, de seda o nylon. Opta por prendas en algodón, te sentirás más cómoda.

Sumado a esto, estarás lista para tener un encuentro con tu pareja, pues la etapa en la que sentías molestias y disminución del apetito sexual ha concluido. Recuerda utilizar preservativos, esto también resulta fundamental para impedir daños que afecten a tus órganos genitales.

Publicidad