Si no te gusta el running, prueba estos 7 ejercicios de CARDIO igual de POSITIVOS

rutina de ejercicios cardiovasculares

El running es una forma simple y efectiva de hacer ejercicios cardiovasculares que ofrecen una variedad de beneficios. Desde fortalecer tus articulaciones hasta mejorar su estado de ánimo.

Pero incluso los defensores y practicantes admitirán que correr es difícil. Se necesita un nivel moderado de forma física para correr durante más de unos pocos minutos. Puede ser áspero en el cuerpo, especialmente para aquellos con afecciones en los pies, tobillos o rodillas.

Ver más: Cómo perder peso según tu figura

La ejecución también puede ser una carga mental. Especialmente, si se ejecuta con frecuencia en los mismos lugares.

Afortunadamente, correr es solo uno de los muchos métodos disponibles para aquellos que buscan hacer excelentes ejercicios cardiovasculares. Si bien el trote es popular y está muy extendido, hay muchas maneras de hacer que tu corazón bombee y tu sangre fluya sin golpear tus articulaciones y extremidades.

Hemos dividido esta lista de ejercicios cardiovasculares en dos secciones. Los movimientos en la primera parte requieren solo tu peso corporal y una sola pieza de equipo. Los movimientos en la segunda parte requieren algunas máquinas especializadas.

Publicidad

Let’s do this!

7 ejercicios cardiovasculares para reemplazar el RUNNING

No necesitas pagar un gimnasio con máquinas de última generación para hacer un buen ejercicio. Al igual que correr, puedes hacer estos ejercicios con el peso de tu cuerpo o con otro equipo, como una cuerda o un kettlebell.

1. Saltar la cuerda

Saltar la cuerda es fácil y de bajo impacto. Puedes hacerlo en cualquier lugar con suficiente espacio para balancear la cuerda. También es altamente eficiente.

La investigación indica que un programa diario de 10 minutos para saltar la cuerda es tan efectivo como un régimen de trote de 30 minutos.

Some tips…

Publicidad

Mantén tus codos cerca y tu núcleo holding it tight para mantener el equilibrio mientras saltas.

Una vez que estés cómodo, agrega variaciones como saltar de lado a lado o alternando tus pies en cada golpe.

ejercicios cardiovasculares en casa

2. Boxeo o kickboxing

No es necesario que te subas al ring ni salgas de tu casa para hacer un buen entrenamiento de boxeo. Al incorporar diferentes tipos de patadas, puñetazos y movimientos aleatorios, puedes entrenar tus músculos centrales y de la parte superior e inferior del cuerpo mientras haces que su corazón bombee fueeeerte.

Some tips!

Usa una combinación de golpes, cruces y patadas para crear tu propia secuencia de ejercicios, o sigue un programa de videos en línea.

Para un desafío adicional, intenta sostener pesas ligeras o usar pesas en los tobillos para agregar resistencia.

3. Calistenia

Las calisténicas son movimientos de peso corporal con poco equipo que te ayudan a fortalecerte y mejorar la condición cardiovascular.

Puedes hacer una rutina rápida de calistenia en cualquier lugar. Desde la oficina hasta la sala de estar. También puedes escalar fácilmente la cantidad de trabajo que haces para adaptarte a una ventana asignada para hacer ejercicio.

The tip…

Para una variedad más amplia de movimientos, busca un parque al aire libre o un gimnasio que tenga equipo de calistenia, como barras paralelas y anillos.

Si estás planeando un entrenamiento completo, incluye movimientos enfocados en la parte superior e inferior del cuerpo para lograr mejoras musculares bien redondeadas.

4. Moving planks

Planking es una gran manera de construir la fuerza y ​​la resistencia del núcleo. Cuando combinas la tabla tradicional con cualquier tipo de movimiento, aumentas la dificultad y aumentas tu ritmo cardíaco. Esto al reclutar y trabajar más partes del cuerpo.

Las variaciones populares incluyen el rastreo del ejército, el alpinista y el gato de tablas.

When planking siempre mantén la espalda recta y activa tus glúteos para mantener una postura adecuada.
Para un desafío adicional, incorpora deslizadores, escúteres o toallas para reducir la fricción debajo de tus pies y manos.

ejercicios cardiovasculares caseros

5. Overhead loaded carries

Las asas cargadas (también llamadas caminatas) son exactamente como suenan. Levanta algo pesado (una pesa rusa, una barra o una mancuerna) y luego carried it on. Puedes cargar pesas en ambos brazos o solo una a la vez.

Estos ejercicios son tan simples como efectivos. No solo aumentarán tu ritmo cardíaco, sino que también aumentarán la fuerza muscular en tus brazos y núcleo.

Elige un peso que sea desafiante pero no demasiado difícil, especialmente si estás realizando otros ejercicios después de estos ejercicios cardiovasculares. También puedes caminar más rápido para aumentar tu ritmo cardíaco.

Si eres nuevo en las overhead loaded carries, prueba la caminata básica. Sostén un peso a su lado en cada brazo, generalmente una pesa de gimnasia o kettlebell, y camina alrededor. Así mismo, puedes optar por sostener tus brazos directamente sobre tus hombros en lugar de sostener el peso a tu lado.

6. Ciclismo indoor (spin bike)

Puedes encontrar una clase de spinning en casi cualquier gimnasio, pero no necesitas un grupo para hacer un gran ejercicio en una bicicleta de spinning.

Al ajustar los niveles de resistencia e incorporar los movimientos de pie a sentado, puedes controlar el desafío y la intensidad de tu conducción.

Para la experiencia más cómoda, ajusta la altura del asiento hasta el hueso de la cadera. Los ciclistas serios pueden querer usar zapatos de ciclismo. Estos se enganchan directamente en los pedales de la bicicleta y proporcionan un movimiento de la pierna más equilibrado y eficiente.

7. Máquina de remo

Remar es otro gran ejercicio de cardio que usa músculos casi todas las partes de tu cuerpo, incluyendo el centro, la espalda, las piernas y los brazos.

La técnica adecuada tiene una ligera curva de aprendizaje, pero remar a alta intensidad elevará su ritmo cardíaco, brindándole un entrenamiento eficiente y bien equilibrado.

La mayor parte de la fuerza en cada golpe debe ser generada por las piernas. No te inclines sobre tu cintura para usar tus brazos. También debes mantener tu espalda recta. Recuerda juntar tus hombros en la parte superior del golpe.

Más de Deniz Grey Caballero