¡4 claves para detectar si las plantas están enfermas!

Mujer regando unas plantas en su casa

Las flores son parte importante de nuestra decoración. Ya sea en casa o en la oficina, estas le dan un toque especial a cualquier espacio donde las coloquemos. Sin embargo, si no le damos el mantenimiento adecuado  poco a poco se irán debilitando. Por eso, aprende a detectar si las plantas están enfermas con estos sencillos trucos.

Ver más: Desventajas de tener plantas artificiales

La jardinería es un pasatiempo divertido que da como resultado hermosas flores, comida deliciosa y hasta satisfacción personal. Cualquiera puede disfrutar de las maravillas de esta actividad. Ya sean  jóvenes o adultos. O vivan en una casa o apartamento. Lo cierto es que las plantas le dan un ambiente diferente a cualquier lugar. Son capaces de transmitir energías positivas que cualquiera puede sentir. Por eso es tan importante mantener con buena salud a nuestras queridas flores.

Por otro lado, la mayoría de los problemas de las plantas se identifican por una serie de síntomas comunes. Sin embargo, las plantas son únicas y pueden no mostrar todas estas características antes de que sea demasiado tarde. Es por eso que es necesario simplemente observar cualquier síntoma y responder antes de esperar para categorizar la posible enfermedad. Afortunadamente, no se necesita de una lupa para reconocer los problemas que aparecen en su jardín.

4 síntomas para detectar si las plantas están enfermas

Las flores y plantas son seres vivos, y como tales se ven afectadas por los cambios ambientales. La falta de vitaminas en el sustrato, las plagas y el descuido accidental de los dueños de casa son la causa principal de su deterioro. Si eres de las que ama tener macetas tanto en la terraza como en el interior de tu hogar, debes estar atenta a todos los pequeños signos que revelen alguna enfermedad. Solo debes comenzar por observar por ello te dejamos las recomendaciones de Between Flowers Design:

Publicidad

Color blanco sobre verde: hongos

detectar enfermedades en las plantas

 El contraste no deja dudas: hay presencia de hongos. Las diminutas motas o esa desagradable capa de polvo mohoso –similar al talco– en las hojas y raíces indican que las plantas tienen una infección. Para evitar que se disemine, puedes rociarla con una fórmula especial, podarla y, como parte de la rutina, limpiarlas con frecuencia.

Los síntomas principales que pueden resolverse mediante la atención adicional incluyen decoloración. Esto ocurre cuando una planta no se ha vuelto marrón, negra, gris o blanca todavía, pero se está volviendo amarilla o pálida. Es un síntoma causado por cambios en el medio ambiente, como el aumento de la temperatura. También puede ser causado por exceso de riego, pero ambos pueden resolverse fácilmente. Cuando se presente este síntoma, asegúrate que la planta no reciba más de seis a ocho horas de luz solar directa.

Opacidad:  inicios de una enfermedad

Si no tiene nuevos brotes, la falta de color es otra de las claves inequívocas que tus plantas están enfermas. Son diferentes las razones por las que esto ocurre. Desde la falta de abono, de riego, en especial si las hojas se caen por estar demasiado secas, hasta exceso de bacterias en la tierra. Elige contenedores con buen drenaje y considera si necesita sombra o sol. Esto dependerá del sitio donde esté instalada.

Pdetectar si las plantas están enfermasor otro lado, si empieza a tener manchas marrones significa que la tierra donde está sembrada necesita vitaminas especiales. Aunque las manchas marrones no son un síntoma de una enfermedad contagiosa, es muy probable esto se extienda por todo el jardín. Ambos deben tratarse retirando la planta o flor afectada del jardín. Es mejor estar seguras y proteger todo el jardín en lugar de salvar una planta potencialmente contagiosa. Este es uno de los síntomas más comunes para detectar si las plantas están enfermas.

Publicidad

Raíces podridas: time to change the plant

Aunque a veces es difícil de detectar, ¡tu sentido del olfato te lo confirmará!

Quizá la solución más efectiva sea trasplantarlas después de dejar secar las raíces por al menos un día. Ahora, si al manipularlas se quiebran, es hora de reciclarlas o desecharlas, según sea el caso. Las plantas con las raíces afectadas no pueden absorber la humedad y la nutrición del suelo adecuadamente. En lugar de ello, el agua se queda estancada en la tierra y ello hace que las raíces no puedan absorber los nutrientes. Detectar si las plantas están enfermas comienza por revisar las raíces. Es por eso que si notas que se están empezando a caer los pétalos o están secas las hojas, the roots could be rot.

Los síntomas de esta enfermedad incluyen: retraso del crecimiento, hojas descoloridas y marchitas. Cuando esto ocurre, realmente es muy difícil recuperar a este pequeño ser vivo. Para detectar si realmente las raíces están dañadas debes percatarte de que están marrones y suaves en lugar de firmes y blancas.

Capullos: presencia del gusano cornudo verde

Las flores, botones y pistilos revelan mucho sobre la salud de la vida vegetal. Así que cuida que no luzcan marchitos o débiles. A veces, solo necesitas cambiar las plantas a una zona más ventilada. La presencia del gusano cornudo es la etapa previa a la aparición del capullo. Y aunque hay personas que aman ver este tipo de animales en sus flores, realmente no es un buen síntoma. Nunca es favorable para las plantas tener algún tipo de insecto caminando sobre ellas. Ya sean hormigas o gusanos, esto no es un buen augurio para la salud de ellas.

Gusano cornudo

Te estarás preguntando: ¿cómo identifico a este gusano? Muy fácil. Este es una gran larva verde que se instala en alguna de las hojas más grandes de tu plantas. Aunque este animal prefiere las matas de tomate y pimientos, a veces suele quedarse en otras un poco más simples. Desde helechos hasta girasoles.  Es el responsable de crear capullos en dicha hoja. Y ello da como resultado que la planta poco a poco se vaya pudriendo. Quienes saben de jardinería saben lo peligroso que es que este animal esté posado siquiera cerca de tus plantas.

Lo mejor para evitar que esto ocurra es comprar desinfectantes especiales que ahuyentan a los gusanos.  Además, le da proteínas y vitaminas especiales a la flor para que se mantenga en buen estado por más tiempo. Detectar si las plantas están enfermas comienza por revisar si dentro de ellas tiene algún intruso.