Manual de higiene: cuándo limpiar los objetos del hogar

lavar objetos del hogar

Lavar objetos del hogar no solo mantendrá tu casa limpia, sino que también hará que los gérmenes disminuyan. Gran parte de las enfermedades vienen dadas por la falta de higiene, por eso hoy te presentamos este manual. Será tu salvación si no sabes cómo hacerlo.

Es divino cuando nuestra casa está limpia. La sensación de frescura armonía y tranquilidad son irreemplazables. Pero siempre ocurre que, aunque nos fascine tener el hogar limpio, hacer el trabajo de aseo resulta muy fastidioso. Muchas veces no tenemos idea de cómo empezar el trabajo: qué hacer, cada cuánto, o también la forma en la que se deben lavar objetos del hogar.

Ver más: ¿Dónde se alojan los gérmenes?

Por eso, hemos conseguido las mejores ideas y formas para que hagas la limpieza de tu hogar con calma. En este post te damos algunos trucos para que tu casa luzca espectacular.

Manual de limpieza: cuando lavar objetos del hogar

  • Sábanas

Como las usas constantemente, el polvo, el sucio aparece muy fácil. Por eso, la sugerencia que te damos es que las laves una vez a la semana. Así podrás darte el gusto de meterte en tu cama con frescura.

Publicidad

Además, existen técnicas que te facilitarán la vida al momento de doblarlas. Y hoy en Eme de mujer te mostraremos una sencilla forma.

  • Coloca la sábana sobre tus manos
  • Con las dos esquinas superiores hacia adentro y el borde elástico hacia ti. Sostén la sábana ajustada con una mano en cada una de las esquinas superiores.
  • Dobla la sábana ajustada por la mitad y pliega en las esquinas
  • Dobla la hoja ajustada por la mitad verticalmente, volteando la esquina derecha sobre la izquierda para crear un bolsillo.
  • Debes reajustarla para que haya dos esquinas sobre tu mano izquierda y las otras dos sobre tu mano derecha. Con la costura doblada en la parte inferior y el borde doblado y recogido hacia ti.
  • Dobla por la mitad una vez más para que las cuatro esquinas se encuentren, y voltea las esquinas derechas sobre las izquierdas.

Recuerda: dependiendo del tipo de tela, el ciclo de lavado puede cambiar.

  • Almohadas

limpiar objetos del hogar

Cuando se habla de lavar objetos del hogar se hace énfasis en las almohadas. Lo genial de estas es que no requieren un limpieza constante. Así que te puedes ocupar de otras cosas por lo menos los primeros meses de haberlas comprado…

Las almohadas debes lavarlas cada tres o seis meses. Si son de plumas o rellenas de algodón, lee las etiquetas para hacer bien la limpieza. Por lo general, solo debes ponerlas en la la lavadora por un par de minutos y dejar que la secadora haga su trabajo. Sin embargo, es importe que utilices un jabón especial para ellas. Ya que el de uso común puede causarle daños al interior de ellas.

Publicidad

Por otro lado, lavar objetos del hogar require de paciencia y dedicación. Y estos son dos elementos que -definitivamente- deberás tener cuando laves las almohadas de plumas. Este es un material complicado de limpiar. Ya que la lavadora puede generar que las plumas pierdan sus suavidad, lo que ocasionará que tengas una almohada sin soporte interno para la cabeza.

  • Ventanas

Se recomienda hacerlo una veces al mes. Pero si sientes que debes realizarlo antes, queda a tu juicio. Este es uno de los objetos más complicados de limpiar, sobre todo si vives en un edificio. Para hacerlo debes tener los instrumentos necesarios, sino te aseguramos que los resultados no serán agradables para ti, si para tu espalda…

Pasos para hacerlo:

Con una esponja pasa detergente, luego utiliza un barniz o brillo para los bordes de la ventana.

También existe otra forma un poco más larga. Pero esta te dará mejores resultados.

Limpia el marco de la ventana primero, luego rocía un limpiador especial y utiliza un un paño de microficha para  eliminar el polvo. Cuando vayas a limpiar el vidrio, debes hacerlo de forma vertical. Esto para evitar que queden marcas en el vidrio.

No olvides que el mantenimiento en el hogar es clave para preservar las cosas.

  • Colchones

lavar objetos del hogar

El ser humana gasta aproximadamente un tercio de tu vida en un colchón…

Por eso, ¿cuándo fue la última vez que le diste una limpieza profunda? Pues es hora de empezar a hacerlo. Podemos pasar hasta 10 años sin cambiar nuestro colchón. Esto hace que los ácaros poco a poco vayan haciendo de tu cama un nido de enfermedades.

Para garantizar una estabilidad en la salud es necesario la limpieza de los colchones. Además de promover una noche de sueño más placentera y productiva, un colchón limpio y cuidado puede durar más tiempo. E incluso podría ayudar a prevenir infestaciones de plagas desagradables, por no decir costosas.

Para limpiar el colchón solo debes quitar las sábanas que tengas y pasar aspiradora, ¡sencillo! Hazlo cada seis meses para mantener todo el orden.

  • Alfombra

Con pasar la aspiradora no basta, procura llevarla a la tintorería para que se mantengan aseadas. Hacerlo, mínimo, una vez al año es suficiente.

Considera que el olor de la alfombra es proporcional a su limpieza, ¡así que pendiente!

  • Lavadora y secadora

Como estas máquinas se encargan de limpiar nuestras preciadas prendas, tienden a almacenar bacterias como e.coli y salmonella. Por ello, limpia una vez al mes con vinagre, enciende en el ciclo más caliente para conseguir el mejor resultado.

Luego pasa un paño seco para dejarla impecable.

  • Poceta

limpiar objetos de la casa

Y para finalizar, lavar objetos del hogar implica empezar por la poceta. Esta es una de las mayores fuentes de gérmenes de toda tu casa. no es necesario explica las razones. Sin embargo, las personas suelen darle prioridad a otros lugares en vez de este.

La limpieza de la poceta te va a beneficiar de miles de formas. Desde la reducción de malos olores hasta la disminución de bacterias que ocasionan infecciones como la cistitis o candidiasis. Por eso, este debe ser el elemento que con mayor frecuencia debes limpiar.

Una vez a la semana agrega desinfectante (reposa por 10 minutos). Y con una esponja limpia las zonas externas y algunas internas, ¡no olvides usar guantes! Usa una velita en el baño para añadir olores frescos.

Más de Equipo Eme