¿Al comprar eres responsable con el ambiente? #DíaMundialDelAmbiente

responsable con el ambiente

Ser una compradora responsable con la naturaleza puede ser una tarea muy difícil, ya que no contamos con la práctica ni información necesaria para lograrlo. Por eso, te mostraremos una especie de decálogo que puedes comenzar a implementar en tus hábitos de compra para ser responsable con el ambiente.

LOGRA SER UNA COMPRADORA RESPONSABLE CON EL AMBIENTE

1. Piensa antes de comprar. ¿Realmente lo necesitas? y si es así, ¿cuánto? Ya sea un envase de champú, alimentos o ropa, cosméticos, es primordial que lleves a cabo un consumo sostenible y que este sea real sin necesidad de desperdiciar recursos, para ello puedes aprovechar los alimentos en preparaciones especiales como mermeladas o en abono.

Ver más: Inicia una vida ecológica en casa

mujer pensando medio ambiente

2. Infórmate. Es bueno que conozcas cuál es la procedencia de lo que consumes, cómo fue elaborado. Esto es beneficioso para el planeta y para la salud, si no cuentas con guías locales puedes ir elaborando una tú misma para facilitar tus elecciones de compra.

3. Opta por el consumo local. Esto no solo potencia la economía; también evita desperdicios, disminuye los precios de envío, empaquetado entre otras cosas. Ser responsable con el ambiente comienza desde este punto.

Publicidad

4. Lee las etiquetas. Aquí encontrarás información nutricional, ingredientes, procesos y origen; haciendo de ello un consumo responsable. Aquí puedes apreciar si parten de una agricultura y ganadería ecológicas en cuanto animales, y también si se usan materiales reciclables o tóxicos en ropa, productos de higiene, etc.

5. Cultiva. El autoconsumo, además de ser más sano tiene muchos beneficios para el medio ambiente a un bajo costo, ya sea en tu comunidad, jardín, balcón o ventana, tener una pequeña producción de alimentos será una gratificante idea. Asimismo, podrás asegurarte de que estén libres de pesticidas u otros elementos perjudiciales, ahorrarás agua y podrás estar en contacto con la naturaleza.

Lleva tus propias bolsas, prefiere productos poco envasados o que puedas reusar, asiste a mercados de segunda mano.


El medio ambiente está pidiendo tu ayuda. Hay muchas cosas que puedes hacer, sin necesidad de ser científica o ecologista empedernida, que aportarán muchos beneficios y reducirán tu impacto ambiental


REUSAR EL PAPEL

Al finalizar el año escolar los padres suelen hacer limpieza y tirar todo lo que ya no les sirve ¡Revisa de nuevo! Puedes estar perdiendo una gran fuente de ahorro. Lo mismo sucede en el trabajo: clasifica todas las hojas que puedas rehusar.

Publicidad

4 sencillas acciones para ayudar al medio ambiente

TOMA MEDIDAS PARA REDUCIR EL CONSUMO DE AGUA

Sé responsable con el ambiente y toma duchas cortas, ceierra la llave cuando te cepilles los dientes, lávate las manos o el afeitado de tu esposo, comprueba que tus grifos no tengan fugas o regar las plantas en la noche. Son simples pasos que ahorrarán cientos de litros sin que te des cuentas.

RECICLA TANTO COMO PUEDAS

El reciclaje no disminuye la producción de deshechos sólidos. Sino que es una gran fuente de materia prima y ayuda muchísimo a reducir la contaminación. Crea el hábito de separar el plástico, metal, vidrio, papel e infórmate a cerca de su clasificación. Visita los lugares de recolección o puntos limpios cercanos a tu comunidad.

Si no sabes donde puedes llevar los materiales que recicles, puedes buscar en redes sociales a organizaciones como Ecoclick, Automercados Plaza, Ecoplast o la alcaldía de tu municipio.

SÉ UN CONSUMIDOR CONSCIENTE

Antes de comprar algo pregúntate si realmente lo necesitas, además de ahorrar dinero, ahorrarás recursos.

Toma en cuenta la durabilidad de los productos, que sean de calidad. Y preferiblemente respetuosos con el medioambiente, y si es posible, compra objetos usados.

Más de Lailyn Buvat