¿Comes sin parar cuando tienes mucho ESTRÉS?

Síntomas de la ansiedad, cómo saber si padeces esta afección

Como por estrés y ya no se ¿qué hacer? es normal que cuando estemos bajo mucha presión o estemos preocupadas por algo, agarramos lo primero que se nos atraviesa y es allí donde vienen las consecuencias.

Además te sientes ¿preocupada y deprimida? ¿Una zanahoria no sacia tu ganas y necesitas una gran bolsa de papas fritas, un chocolate o un helado?

Ver más: Consejos y técnicas sencillas para manejar el estrés, ¡efectivamente!

-Aquí te decimos cómo evitar que la ansiedad afecte tu figura-

Hay momentos en los que la mente es invadida por una avalancha de presiones, angustias y cosas por hacer:

¿Me darán el trabajo?, ¿pasaré el examen?, ¿conseguiré el dinero?, ¡no tengo tiempo!

Publicidad

Es en este contexto cuando se comenten abusos extremos, actos inexplicables que aumentan los niveles de grasa, azúcares y colesterol.

Un estudio realizado por la Universidad de Yale, revela que las mujeres que tienen altos niveles de las hormonas de estrés (cortisol) en su organismo, doblan la cantidad de azúcar y grasa en su dieta.

Y es que, según explica la nutricionista Luisa Alzuru, “el apetito puede alterarse por condiciones fisiológicas (alguna enfermedad) o emocionales generadas por estrés y depr

esión”.

Los altos niveles de cortisol incrementan los deseos de comer grasas y carbohidratos. Aunado a esto, los sentimientos de desanimo, desesperación y derrota, asociados con la depresión, generan bajos niveles de serotonina.

Publicidad

Los nutricionistas explican que quienes sufren de depresión pueden experimentar un incremento en el apetito, especialmente por la necesidad de consumir dulces y chocolates.

El chocolate es uno de los alimentos ricos en una sustancia llamada triptófano, un estimulante de la serotonina.

Por ello resulta tan placentera su ingesta en momentos de debilidad emocional.

Sin embargo, el plátano, el aguacate, la leche y el yogur también contienen esta sustancia y, aunque el guacamole no parezca tan satisfactorio como un delicioso bombón, ejerce el mismo efecto mas con menos calorías.

Como por estrés: consejos para calmar la ansiedad

Para estar atentos a las señales que nos envía el organismo, debemos hacer de las condiciones en las que comemos las más favorables:

1. Tome un vaso de agua media hora antes de comer, esto la hará sentir más llena.

2. Respire profundo antes de sentarse a la mesa. Deje las preocupaciones de lado y no las agregue a su sándwich.

3. Intente comer despacio, masticando y saboreando los alimentos. De esta manera también favorecerá la digestión.

4. Si a la hora de comer necesita la compañía del televisor o del equipo de sonido, escuche música clásica o de relajación, que no la estresará más de lo necesario.

Aprender a comer

1. Conocer un plan de alimentación individualizado que se adapte al horario y necesidades nutricionales de la persona. “Una persona que no hace ejercicio, no puede tener el mismo plan alimenticio que quien no mueve un dedo”.

2. Es importante fijar las horas de cada comida. Adapta su dieta al horario del que dispongas, previniendo el momento del día en el que vas a estar más tranquila y relajada, lista para comer sin ansiedad.

3. Se deben tener a mano meriendas saludables que calmen los antojos ansiosos durante el día, sin tener demasiados remordimientos. Navegadores: ¡A moverse! El ejercicio libera endorfinas que le mantienen relajado, genera satisfacción y produce gasto calórico.

¿Qué espera para contrarrestar el estrés?

  • Sal a caminar tres veces a la semana por 45 minutos y notarás la diferencia.
  • La hormona del estrés se llama cortisol y, además de aumentar el apetito, conspira con la hormona de la insulina para promover la acumulación de grasa en el estómago, lo que hace que crezca la odiosa barriguita.
  • La falta de sueño también incrementa sus niveles en el organismo.

Como por estrés: ¡Ya no más!

 

Te interesaría leer: Snacks saludables: ¿qué comer a las 4pm?

 

Más de Equipo Eme

¡Mantén en buen estado los pisos de cerámica con estos materiales!

Alarga la duración del piso y economiza siguiendo estos consejos
Leer más