Cómo enseñar a tus hijos a ir al baño

Una de las etapas del desarrollo de los niños que los padres suelen esperar con ansiedad es el momento de quitarles el pañal. Este proceso se te hará mas fácil siguiendo estos pasos:

1. Identifica las señales de que tu niño está list

Ver más: Enseña a tu hijo a ir al baño con esta app

Algunas preguntas que puedes hacerte para ver si está listo son:

¿obedece instrucciones sencillas?

¿camina y se sienta solo?

Publicidad

¿trata de imitar a los adultos o hermanitos cuando van al baño?

¿puede subirse y bajarse los calzones?

Recuerda también que cada niño es diferente y tiene sus propios tiempos, aunque los hijos que vienen después suelen aprender con mayor rapidez que los primogénitos, y los varoncitos suelen tardar más que las niñas.

2. Cómprale un bañito

Invierte en un buen orinal (bacinica) o en un asiento especial que se acopla al inodoro de tu baño, esto le quita los nervios al niño de enfrentarse con el baño grande.

Publicidad

Si tienes un varón busca un orinal sin el asiento que se sube y baja o que traiga una que se pueda quitar. Aunque ese tipo de asiento ayuda a evitar que al varoncito se le escape algún chorrito fuera del orinal, tienen el inconveniente de que los niños a menudo se golpean o arañan el pene al sentarse y levantarse, lo cual puede quitarles las ganas de usar el orinal.

3. Crea una rutina para tu niño

Para empezar, haz que tu niño se siente completamente vestido en su orinal una vez al día, así se irá acostumbrando al orinal y empezará a aceptarlo como parte de su rutina diaria.

4. Dile adiós al pañal

Una vez que tu niño ya esté plenamente acostumbrado a sentarse vestido en su orinal, el siguiente paso es lograr que lo haga sin el pañal. Esta es la etapa en que empezarás a explicarle que así lo hacen mami y papi (y los hermanitos que tenga) todos los días. O sea, explícale que cuando ya eres mayor te quitas la ropa antes de hacer pipí o popó.

5. Muéstrale cómo se hace

Los niños aprenden imitando a los adultos, por lo tanto la manera más natural de que aprendan a usar el inodoro es viéndote hacerlo.

Si tienes un varoncito, es más fácil que empiece a hacer pipí sentadito, y que más adelante papá o un hermano mayor le enseñe a hacer pipí de pie. Seguro que no tardará nada en imitarlo. Si tienes una niña asegúrate de que se limpie de adelante hacia atrás, especialmente después de hacer popó, para reducir el riesgo de infecciones urinarias.

6. Explícale el proceso

Enséñale a tu hijo la conexión entre el popó y el inodoro. La próxima vez que ensucie el pañal, llévalo al baño, vacía el pañal en el inodoro y permítele que tire de la cadena si quiere (pero no insistas si notas que le da miedo).

7. Motívalo a ser independiente

Si puedes, permítele que de vez en cuando circule por la casa sin pañales y mantén su orinal a la mano. Cuanto más tiempo lo dejes sin pañal, más rápido aprenderá, aunque tú tendrás que estar dispuesta a limpiar algunos charquitos. Cuando esto ocurra, no debes enojarte con tu niño ni castigarlo.

A veces los niños no permanecen sentados el tiempo suficiente para lograr relajarse y hacer su necesidad. Calmadamente, procura motivarlo a que se quede sentado por al menos un minuto.

Una vez que el niño haya usado correctamente su bañito, elógialo. Es importante que se de cuenta de sus logros.

 

Más de Joselyn Vasquez Beaujon

Aceites naturales para lograr rizos perfectos

Luce una melena hidratada y libre de frizz
Leer más