Cosas que las mujeres no podían hacer en los años 50’s

peggy olson mad men

Ya sea por creencias religiosas, leyes o estilo de vida hace muchos años las mujeres no podían hacer varias cosas cotidianas. Afortunadamente con el paso de los años esa ideología ha ido cambiando poco a poco.

Limpiar el hogar, cuidar a los niños y mantener feliz al marido, eran las tareas de las mujeres hace más de 50 años. Ya que en aquel tiempo el sexo femenino no tenía ningún tipo de poder o voluntad a la sociedad.

Ver más: 10 Cosas que las mujeres en Arabia Saudita no pueden hacer

Muchas mujeres tenían que estar ancladas a las tareas del hogar y nada más. Aquellas que buscaban la igualdad de género eran mal vistas por la comunidad, incluyendo a las mismas mujeres.

Te puede interesar: Razones por la que debemos ser feministas

Por fortuna esa mentalidad ha cambiado mucho, ahora se puede estudiar, trabajar, tener hijos si es lo que desea y expresarse libremente. Pero todavía queda un largo camino que recorrer, ya que la desigualdad de género se puede ver en muchos países.

Publicidad

Cosas que las mujeres no podían hacer en los años 50’s

Cosas que las mujeres no podían hacer en los años 50's

Tener una tarjeta de crédito

Un artículo publicado en el Smithsonian reveló que aquellas mujeres que pedían una tarjeta de crédito en los años 60’s eran “acosadas” con miles de preguntas. Algunas incluían si era casada o soltera, si quería tener hijos o no; también le pedían la presencia de un hombre para que firme sus solicitudes, ya que ellas legalmente no podían.

Por fortuna eso es historia vieja, ahora todas podemos pedir una tarjeta de crédito. Y la única cosa que nos lo puede impedir es nuestro balance salarial…

Servir en un jurado

La Biblioteca del Congreso de Estados Unidos revela que fue hasta 1957 cuando las mujeres pudieron ser electas en un jurado. Esto se debe a que varios estados no aprobaron la legislatura de la enmienda 19, la cual dicta “El derecho de los ciudadanos de los Estados Unidos al voto no será negado o menoscabado por los Estados Unidos, ni por ningún estado, por motivos de sexo”.

Publicidad

En el año 57 fueron llamadas en muy pocas ocasiones, fue hasta 1973 cuando en los 50 estados permitieron que las mujeres sirvan de jurado.

Obtener control de natalidad

La FDA (Food and Drug Administration: Administración de Medicamentos y Alimentos​​ o Administración de Alimentos y Medicamentos) permitió la venta de este anticonceptivo en 1960. Pero según Planned Parenthood, varios estados de EE UU evitó que los doctores lo prescriban a sus pacientes.

Tras ello, Estelle Griswold,activista de control de la natalidad y en ese entonces, directora ejecutiva de Planned Parenthood de Connecticut, abrió un centro donde daba estas pastillas a las mujeres. Como era de esperarse, la arrestaron inmediatamente. El caso fue llevado a la Corte Suprema (Griswold v. Connecticut) en 1965 donde se por ley se permitió únicamente que las mujeres casadas pudieran obtener el control de natalidad.

Comprar la píldora del día siguiente

Si el control de natalidad era ilegal en ese tiempo, la pastilla del día siguiente era considerado algo peor. La FDA logró aprobar este anticonceptivo de emergencia en 1998. Según datos de USA Today, más de 5,8 millones de mujeres han usado esta píldora para evitar embarazos no deseados.

Trabajar estando embarazadas

Por muy loco que se lea, las compañías en Estados Unidos podían despedirte si quedabas en estado. Y por supuesto ninguna empresa le daba trabajo a una embarazada, ya que lo veían como una carga. En 1978 se redactó una Ley de Discriminación por Embarazo donde los abusos contra las mujeres en estado eran completamente ilegales.

Denunciar el acoso sexual en el trabajo

De acuerdo a la revista Time, el concepto “acoso sexual” fue utilizado por primera vez en 1975 por un grupo de mujeres de la Universidad de Cornell. Todo empezó cuando Carmita Wood, una ex empleada de la universidad, tuvo que renunciar porque su supervisor la tocaba de forma indeseada. Dos años después una corte permitiría que las mujeres demanden a su empleador por acosarlas.

Negarse a tener sexo con su esposo

La violación marital no era visto como un crimen antes de los años 70. La primera vez que se condenó por una violación conyugal fue en Salem, Massachusetts, cuando un hombre borracho llegó a la casa y violó a su esposa.

Ir a la academia militar

El simple pensamiento de ver a una mujer como militar era era ridículo en los años 50’s. La Academia Militar de los Estados Unidos (USMA) ubicada en West Point abrió las puertas a las mujeres en 1976.

Más de Yessica Mardelli