Diseña tu propia galería de pared

Las paredes blancas, aunque hermosas, pueden resultar un tanto monótonas. Para revitalizar tus espacios, una de las técnicas decorativas más en boga es diseñar una galería de pared, de modo que exhibas fotografías, acuarelas, imágenes Vintage y cualquier otro detalle que quieras enmarcar y exhibir. A continuación te contamos cómo hacer este tipo de proyecto:

– Selección: lo primero que se debe hacer es elegir la pared para la galería y esto dependerá del espacio. En las salas, bibliotecas y cocinas las laterales son las mejores opciones, ya que son las más largas. En los dormitorios y home office las de fondo son excelentes para crear una propuesta que sea visualmente atractiva y embellezca la habitación.

Ver más: Trucos para aprovechar el espacio del baño

– Tratamiento: luego de seleccionar las paredes, es importante asegurarse si puedes hacer el montaje de una vez o si se requiere un mantenimiento previo. Este puede incluir una capa de pintura, tratar algún punto de filtración o sellar los huecos de clavos.

– Inspiración: para una galería de pared, puedes trabajar con un tema o crear una especie de collage. Flores y elementos naturales, portadas de revistas, fotografías e ilustraciones en blanco y negro son solo algunas ideas para decorar tu espacio.

– Colores y marcos: al tener el material recopilado, el siguiente paso es enmarcar las imágenes en tiendas profesionales –marqueterías– o por ti misma. Uno de los detalles más importantes son los marcos, las formas, estilos, acabados y colores realzarán las fotos y, al mismo tiempo, darán coherencia y sentido estético a la galería.

Publicidad

– Instalación: el último paso es la instalación de tu galería de pared. Antes de clavar y montar los cuadros definitivamente, es recomendable que hagas varias pruebas para que compruebes cómo se ven desde diferentes ángulos. Una composición lineal, horizontal o vertical, una secuencia impar o, más vanguardista, uno asimétrico. Recuerda utilizar clavos delgados y, de ser necesario, algunos ramplús.