¿Quieres hacer tu vida más fácil? Reduce el estrés con estos hábitos

hábitos saludables para vivir más felizmente

En la mayoría de los casos, la adultez se traduce en trabajo duro, cheques y dolores de cabeza a consecuencia del estrés. But here’s the deal, solo porque tienes que trabajar duro para tener una vida decente, no significa que la vida misma tenga que ser una lucha. Tienen que haber algunos hábitos saludables que te hagan la vida más fácil, ¿no?

Con toda honestidad, probablemente ni siquiera te das cuenta de las cosas por las que te estás preocupando que realmente no valen la pena. Pero incluso si eres consciente de que lo que te está consumiendo, muchas veces necesitarás ayuda to go through.

Ver más: ¡Manejar el estrés es posible! Aprende de estos consejos y técnicas

La mayoría de las cosas en la vida no siempre están bajo tu control. Sin embargo, hay algunas conductas realmente inteligentes que puedes adoptar ahora que pueden hacer el camino más sencillo. Para ayudarte a comenzar, aquí hay algunos hábitos saludables que debes poner en práctica reducir el estrés.

Hábitos saludables que harán tu vida mucho más fácil y menos estresante

Deja de postergar las tareas de una vez por todas

Según la definición del diccionario Merriam-Webster, un procrastinator es alguien que “intencionalmente y habitualmente” put things off. Si esto te suena familiar, es muy posible que la vida de procrastinación sea la que lideras.

Y por mucho que odiemos decírtelo, este tipo de comportamiento definitivamente no te ayuda a lograr las metas que deseas cumplir. Cuando se avecina una tarea que debes terminar, sueles tener presión para poder culminarla y evidentemente, eso estresa.

Publicidad

hábitos para reducir el estrésTendemos a posponer las actividades cuando creemos que es demasiado difícil, confusa, desagradable o aterradora. Incluso cuando se trata de algo muy importante.

Entonces, ¿cómo abordar algo que realmente no estás de humor para empezar? Hay muchas estrategias.

La primera es simplemente comenzar, así eso signifique hacer un poco cada noche antes de acostarse. Te sentirás un poco más tranquila al día siguiente. Tal vez, puedes darte algún tipo de recompensa cada vez que hayas terminado algún compromiso. Y aunque suene infantil, realmente funciona.

Maneja todo en la vida con gratitud

A veces, el estrés puede ser autoinfligido, y si cambias la forma en que asimilas una situación, ese estrés puede aliviarse fácilmente. Este es hábitos saludables para vivir mejorel caso con literalmente cada escenario que la vida te arroja. Cuando la vida te da limones, te toca a ti hacer limonada o arrugarte la nariz por su amargura.

Ahora, podrías estar pensando: “¿Qué tienen que ver los limones para facilitarme la vida?” Bueno, todo, en realidad. Cambia tu modo de pensar para que puedas enfocarte en lo positivo y realmente sentirte agradecida por todo.

Publicidad

En otras palabras, una mente positiva conduce a un resultado positivo. Definitivamente, creemos que es algo que todos podemos aplicar.

Deja a un lado tu teléfono

Se honesta, my friend ¿Llevas tu teléfono al baño contigo? ¿Puedes sentarte sola en una mesa en un lugar público durante unos minutos sin consultar las redes sociales? Estás predicando al coro aquí si tienes un vínculo casi materno con tu teléfono, pero para todos los profesionales de la tecnología móvil, hay al menos 10 contras.

La conectividad constante es a la vez una bendición y una maldición. Dejar el teléfono a un lado, de tanto en tanto, es uno de los hábitos saludables más positivos que podrás aprender.

Una reciente investigación muestra que tener nuestros dispositivos cerca en todo momento, no solo daña nuestra capacidad de atención y memoria, sino que también aumenta nuestros niveles de cortisol, lo que nos hace sentir más estresados.

Hábitos saludables para reducir el estrésEntonces, en lugar de buscar tu teléfono en el momento en que estés desocupada, tómate un tiempo para relajarte realmente, respirar profundo y practicar la meditación y la concentración.

Pensarás más claramente, tendrás mejores interacciones y estarás más relajada. Y nunca volverás a ver el tiempo de inactividad de la misma manera.

Planifica siempre que puedas

Prepararte por adelantado para las tareas, grandes o pequeñas, que sabes que debe cumplir va a hacer que tu vida sea muchísimo más fácil, porque cuando llegue el momento de culminarla o te dediques a ella, ya te habrás preparado psicológicamente para hacerlo.

Este tipo de comportamiento no necesariamente se refiere solo los planes grandes de la vida. También podrías hacer cosas pequeñas como preparar tu almuerzo y establecer tu atuendo la noche anterior.

Por lo menos, si sabes que debes salir con prisa en la mañana siguiente. Deja todo en orden para preparar tu desayuno. Pon los platos en la mesa, cualquier acción ahorra tiempo. Y esas pequeñas cosas suman. Cuanto más hagas ahora, menos harás después.

Invierte en un planificador

En un primer momento, solemos no planear nuestras próximas actividades. Siempre pensamos que tenemos que hacer X, Y y Z de todos modos, pero por guardarlo solo en la mente, podemos pasar algunas cosas por alto.

agenda y planifica, hábitos saludables para reducir el estrés¿Por qué no simplemente hacer lo que fuera necesario en el momento y plasmarlo? Esta forma de pensar es en realidad superproductiva, porque cuanto más pueda prepararte para la semana o el día siguiente, menos estrés tendrás.

Los planificadores son una necesidad en la vida sin importar la edad que tengas. This is law…

Usar cualquier tipo de organizadorm ya sea un libro físico o una aplicación en tu teléfono, es muy útil, porque creas una estructura y da cierta predictibilidad a un calendario aparentemente caótico. También será útil cuando estés inundado de invitaciones sociales y laborales. Simplemente revisa su calendario, ve si estás libre y di “sí” a cosas que puedse manejar, y “no” a lo que no puedes.

También puedes aprovechar el calendario de tu teléfono para configurar alertas que te recuerden las cosas que debe hacer. De esta forma, menos probable que te olvides de algo o pospongas algo.

Recuerda, decir que “No” a veces está bien

Ahora aquí hay una habilidad para afinar que definitivamente te hará la vida más fácil a largo plazo. Debemos conocernos a nosotras mismas, y asumir el riesgo que pueda conllevar decir no. A veces es muy difícil hacerlo por temor a herir los sentimientos de otra persona. Está bien admitir que no puedes hacer lo que te piden. Incluso si simplemente no quieres hacerlo.

Comprometernos a nosotros mismos es una de las principales razones por las que muchos de nosotros terminamos sintiéndonos estresados ​​y como si nunca tuviéramos suficientes horas en el día.

Sin embargo, este es uno de los hábitos saludables que son más fáciles decirlos que hacerlos. Pero intenta una vez y ve cómo te sientes.

Te sorprenderás por el peso levantado de tus hombros cuando lo hagas. Ojo: no te dejes llevar demasiado. Hay cosas en la vida que todavía tienes que hacer.

Más de Deniz Grey Caballero

¿Quién fue Oribe Canales y por qué Hollywood llora su partida?

Una de las piezas más importantes de la moda de nuestros tiempos...
Leer más