¡Conoce el difícil arte de HABLAR CON LOS NIÑOS!

Hablar con niños

Sabemos que hablar con niños no es una tarea muy fácil y menos cuando tienen una edad donde no te prestan ningún tipo de atención.

Si bien es cierto que ellos escuchan pero se distraen fácilmente. Los juegos, la televisión, el perro entre tantas otras cosas que simplemente los pierdes y para volver a la conversación tendrías que convertirte en un superheroe.

Ver más: ¿Cómo hablar para que tus hijos escuchen?

Nada fácil ¿cierto?

Además de tener que lidiar con el día a día también tienes que aprender el arte de hablar con niños. No solamente debes ser el hablante es importante ser el oyente.

Ellos quieren ser escuchados, sin embargo a veces no prestamos la suficientemente atención o a veces no quieren que les hables tanto.

Publicidad

Recuerda son niños, no adolescentes. La forma de hablar debe ser corta, sencilla y puedes realizar algunos gestos para que te capten el mensaje.

No es imposible, sí lo puedes LOGRAR

 

 

Publicidad

 

 

 

Hablar con niños: ¿Cómo lograr una conversación sin distracción?

¿Qué tan bueno eres hablando con los niños?

Te damos dos estrategias que pueden solucionarte la vida:

Se tú mismo

No actúes como otra persona por el hecho de hablar con un niño. Habla con claridad, ten una mirada fija hacia ellos, gesticula y ten gestos de cariños como:

  • Abrazos
  • Sonrisas
  • Besos en las mejillas

Los niños perciben el falso entusiasmo, así que te recomendamos que no actúes mucho, porque simplemente no te servirá de nada.

Ignóralos 

Aunque puede sonar un poco feo, esto a veces resultar una manera maravillosa para que presten atención.

Tampoco es que vas a ignorarlos siempre, pero cuando quieras comenzar un tema esto puede ser una solución que puede resultar.

A nadie le gusta ser ignorado, no siquiera a los mayores. Entonces ten tus momentos de silencio para ver si resulta satisfactorio y BINGO captarás su atención.

Ellos serán los primeros en interactuar, puedes buscar un lugar que sea cómodo para ellos y que no haya tantas distracciones.

No actúes como un bebé

Usa  tu voz natural, no hables como si también fueras un bebé. Puedes explorar el niño que llevas dentro siempre y cuando no lo hagas todo el tiempo porque lo van a tomar como un juego.

Puedes comenzar haciendo alguna carpa con sabanas o montar la mesita de té y una vez que tengas el escenario listo, dirígete a ellos y después terminas leyendo un cuento de aprendizaje.

Hablar de sus cosas favoritas

Es muy importante evitar las preguntas que pueden ser respondidas con sí o no porque no obtendrás ningún tipo de información que de verdad te interese como madre

o padre.

Que te hablen de sus cosas favoritas es la clave para mantenerlos allí, por ejemplo pueden empezar una conversación hablando de:

  • Juguetes
  • Comiquitas
  • Música
  • Libros
  • Amigos
  • Familia
  • Proyecto escolar

-Demuestra que la conversación es tan importantes para ti como para ellos-

 

Siempre se amable y usa las palabras mágicas: por favor y gracias.

Ellos aprenden de ti, la armonía y el respeto que se respira en casa es el mayor aprendizaje para los niños.

Busca momentos en familia para reunirse ya sea en el desayuno, almuerzo o cena. Les encantará hablar una vez que estén todos juntos en el mismo lugar.

Hablar les sirve para conocerse a sí mismos, no cometas el error de fingir que los escuchas cuando en realidad no tienes ni idea de lo que te están diciendo.

Ellos también tienen muchas historias que contar, deja que exploten su imaginación. ¡Te sorprenderás!

Ofrece felicitaciones, gestos de aprobación y cariño cuando hayan hecho algo bien. No busques lo material, haz que se sientan especiales.

 

También te interesaría leer: Juegos para ejercitar la memoria de los niños

Algunos valores que debes inculcar a tus hijos desde pequeño, haz click

 

Más de Andrea Araujo Godoy

THE FAREWELL: La hamburguesa azul que causa furor

La hamburguesa The Farewell se ha convertido en toda una celebridad, ¿su atractivo? >>>...
Leer más