10 formas de abrir un frasco de vidrio rápidamente

Young woman struggling to open bottle, isolated on white background.

Intentas, intentas y vuelves a intentar y nada que la tapa del frasco de vidrio cede, tranquila esto nos ha pasado a todas y solemos desesperarnos un poco. Sigue leyendo y descubre 10 trucos para lograr abrirlo rápidamente

1.- Boca abajo: Es el método más simple para poder abrir los frascos de vidrio en especial si nunca han  sido abiertos. Coloca el pote boca abajo en tus manos y dale un golpe seco en la parte superior así rompes el vacío y lograrás abrirlo.

Ver más: Tranquiliza a tu hijo con ‘el frasco de la calma’

2.- Palanca: con cuchillo o espátula podrás hacerlo, la idea es introducir la punta entre la tapa y el frasco hacer un poco de presión para que entre el aire y permita abrir.

3.- Golpear la tapa: un truco de las abuelas, pero debes ser muy cuidadosa y dar golpecitos ligeros, porque se puede partir el frasco y caer pedazos de vidrio en el producto. Da golpecitos en la tapa con el borde de la mesa girando el pote.

4.- Agua caliente: deja correr agua caliente en la tapa del frasco y el calor ayuda a dilatar la tapa. Toma un paño y gira la tapa si no cede intenta nuevamente.

Publicidad

5.- Guantes de goma: para evitar que el envase se resbale tómalo con aguantes de goma y será más fácil de abrirlo.

6.- Rompe la tapa: si sabes que no vas a utilizar más el recipiente, has intentado todo y no abre pues una solución puede ser intentar romper la tapa con cuidado.

7.- Liberar la tapa: si el frasco lleva tiempo en la despensa o lo utilizaste y no lo puedes volver a abrir puede ser que residuos del producto obstruyan el poderlo abrir, por lo que si le das golpes suaves a la tapa como si tocaras una puerta seguro podrás solventar el problema.

8.- Cinta adhesiva: es inusual, pero funciona. Envolver el borde de la tapa varias veces con cinta adhesiva, con el fin de obtener una superficie fácil de aferrar. Prueba girar la tapa con las manos o, después de levantar una tira de cinta a la altura de la tapa, tire de ella en la dirección correcta de apertura.

9.- Cascanueces: para potes pequeños puedes sostener la tapa con el cascanueces y girar la tapa, otra buena opción son los destapadores de botellón que al levantar la tapa permite el paso del aire y listo.

Publicidad

10.- Pide ayuda: si ya estas cansada y no logras abrirlo pide ayuda. Eso si a alguien que tenga un poco más de fuerza para que la abra rápidamente.

Por Carina Angulo

Más de Equipo Eme