Errores que te hacen tener más calor

mujer calor

En verano es normal tener más calor. Simplemente queremos quedarnos en casa sin movernos, porque cada vez que lo hacemos sudamos más. Pero existen ciertos hábitos que agravan la situación.

Tomar una ducha fría, beber algo fresco y abrir las ventanas son algunas de las opciones que hacemos para refrescarnos. Sin embargo, ¿sabías que la mayoría de ellas hacen que sudes más?

Ver más: Refrescar la casa sin aire acondicionado ¡es posible!

Te puede interesar: Consejos para proteger a tu mascota del calor

Errores que te hacen tener más calor

Errores que te hacen tener más calor

Bañarte con agua fría

Publicidad

Cuando las temperaturas son muy altas tenemos la necesidad de bañarnos con agua fría. Nos sentimos muy frescas mientras estamos bajo la ducha, el problema llega al salir de ella.

Cuando terminamos de bañarnos con agua fría minutos después tenemos una sensación de sofoco. Esto se debe a que nuestro cuerpo necesita estar en una temperatura entre  36 ºC y 37 ºC para que los órganos funcionen correctamente. Así que cuando bajamos la temperatura de forma drástica, el organismo intenta recuperarla de forma rápida. Lo que nos hace sentir con menos energía y, por supuesto, con más calor.

Tomar bebidas frías

Puede que te sientes mejor cuando las bebes, pero esto hace el mismo procedimiento que una ducha fría. Solo terminas sintiéndote cansada y sudando más.

Para refrescarte es aconsejable tomar bebidas a temperatura ambiente o templada. Así se hidrata el cuerpo más rápido y mantiene la humedad por más tiempo.

Publicidad

Ver más: Trucos para maquillarte cuando el calor y la humedad aparecen

Uso excesivo de ventiladores

Según una publicación en el portal científico Cochrane, los ventiladores permiten a aumentar la pérdida de calor, siempre y cuando esté debajo de lo 35°C. En cambio cuando está por encima solo ocasiona que se suba la temperatura de la habitación, debido al calor que desprende su motor.

Te abanicas con rapidez

Usar un abanico en verano es normal y bastante refrescante, pero no siempre eliminan el calor. Cuando nos abanicamos de forma rápida para dejar de sudar solo gastamos más energía, la cual se convierte en calor. Puede que tu cara se sienta fresca pero para tu brazo es un ejercicio, el cual genera sudoración y consumo calórico.

No usas ropa oscura

Uno de los mitos más conocidos es que la ropa negra siempre absorbe el calor y la blanca te ayuda a estar más fresca. Pero cuando estás dentro de la casa, optar por prendas oscuras es la mejor opción. Esto se debe a que esta tonalidad nos ayuda a protegernos del calor, debido que tienen la cualidad de absorber la temperatura corporal y repelerla al exterior.

Más de Yessica Mardelli

COOKIES con la combinación mágica de banana y chocolate #RecetasEME

La receta es perfecta para sacarle provecho a las bananas cuando están...
Leer más