Limpiadores de vidrios caseros

lavar objetos del hogar

En la limpieza del hogar se utilizan una variada serie de productos químicos. Los jabones en gel y quita-machas para vidrios contienen químicos altamente concentrados que, además de contaminar el ambiente, puede ocasionar alergias y resequedad en las manos. Sigue leyendo y conoce cinco limpiadores que puedes hacer tú misma para mantener brillantes los vidrios de la casa:

– Agua y vinagre: para preparar esta solución, solo mezcla en un recipiente una taza de vinagre blanco y cuatro de agua tibia. Rocía el líquido en los cristales y con un paño límpialos con movimientos circulares.

Ver más: Conoce los beneficios del vinagre de sidra de manzana

– Cítricos: una de las cualidades de frutas como el limón, la naranja o mandarina es la de ser astringente, lo que las convierte en una opción para mezclas limpiadoras. Coloca las cortezas de las frutas en un envase con vinagre de cinco a diez días. Luego cuélala y, al momento de usarla, agrégale un vaso de agua.

– Almidón: esta solución es ideal para puertas de vidrio y ventanas panorámicas. Agrega una cucharada de almidón en medio litro de agua caliente y remueve hasta que el polvo se disuelva completamente. Rocíala sobre los cristales y, al estar seca, pásales papel periódico humedecido con unas gotas de vinagre.

– Agua y alcohol: otro de los limpiadores caseros que puedes hacer al diluir ¼ de taza de alcohol desinfectante en litro y medio de agua. Consérvalo en una botella tipo spray y, al usarlo en los vidrios, recuerda frotarlos con un paño de tela suave.

Publicidad

– Vinagre y lavaplatos: para este limpiador necesitas disolver en 2.5 litros de agua caliente una cucharadita de lavaplatos baja espuma y medio vaso de vinagre. Es recomendable que primero utilices una esponja y luego un paño, así eliminarás todo resto de espuma.