Objetos que puedes limpiar con el cepillo de dientes

Los odontólogos recomiendan cambiar el cepillo de dientes cada tres meses, sin embargo, esto no significa que tengas que botarlos, en realidad ¡le puedes dar otro uso!

Estos pequeños cepillos se pueden convertir en tu aliado para limpiar tu hogar, sobre todo en lugares que no cuentan con mucho espacio. Para utilizarlos deberás lavarlos con agua oxigenada y luego meterlos en una olla con agua caliente por cinco minutos, y ya estará listo para su nueva vida.

Ver más: Amigdalitis y otras enfermedades que puedes evitar si sigues estos tips de limpieza bucal

Eliminar el moho de los baldosas: En las pequeñas separaciones entre cada azulejo tiende a formarse moho y suciedad, y por más que se limpie es complicado retirarlo completamente. Los cepillos de dientes permiten removerlos rápidamente, solo tendrás que mezclar ¾ de taza de cloro en cuatro litros de agua.

Manchas de crayolas de las paredes: Los pequeños del hogar muestran su lado artístico al pintar en cualquier lugar, lo más común son las paredes. Afortunadamente puedes retirar estos rayones al colocar un poco de crema de afeitar en el cepillo de dientes y restregar.

Secador de cabello: Con el paso del tiempo los secadores comienzan a perder su potencia, pero esto no significa que se está dañando sino que tiene suciedad atrapada en la rejilla de ventilación. Puedes repararlo al pasar el cepillo de dientes por la rejilla.

Publicidad

Teclado del ordenador: Es un lugar común donde se acumula restos de polvo y comida, para retirarlo puedes pasar por cada separación el cepillo.

Rallador de comida: Al rallar alimentos puede ser complicado removerlo completamente, sobre todo los olores. La mejor solución es mezclar bicarbonato de sodio con agua y pasar esta solución con el cepillo de dientes.

Cañerías: Sin importar la cantidad de agua que pasen por él este lugar recoge gran cantidad de desperdicios. Para limpiar los desagües se puede mezclar media taza de bicarbonato de socio en un cuarto de taza de sal y verterlo en el interior de la cañería. Toma el cepillo de dientes y remueve los desperdicios.

Persianas: Son lugares complicados de limpiar y acceder a ellos por su espacio limitado. La mejor forma de mantenerlas impecables es pasar el cepillo de dientes por las rendijas y eliminar la suciedad acumulada.

Pecera: En este recipiente se acumula en las paredes algas y restos de alimentos de peces. Para eliminarlo puedes tomar un cepillo de dientes de pasarlo por la superficie con un poco de agua tibia.

Publicidad

Velcro: Este atrapa con facilidad pelusas y cabello, resultando que sea muy complicado su funcionamiento. Puedes sacar estos restos al pasar el cepillo de dientes.

Bisutería: Los anillos, collares y zarcillos pueden perder su brillo con el paso del tiempo, esto se debe a que se ensucian. Toma un cepillo de dientes viejo con un poco de pasta dental y pásalo suavemente.

Más de Yessica Mardelli