Tips para limpiar las tablas para picar

Esta simple tabla es uno de los utensilios más utilizados en la cocina, ya que su funcionalidad al cortar los alimentos impide que se dañe las encimeras

Sin embargo, estas tablas para cortar tienen que mantener una buena limpieza sin importar cuál sea su material (madera, caucho o plástico), de esta forma evitarás transmitir bacterias dañinas, como la E. coli o la salmonela.

Ver más: ¿Dónde se acumulan más gérmenes y bacterias dentro de nuestra casa? #CleanItOut

Es aconsejable contar con más de una tabla para cortar en la cocina, así tendrá una para la carne, pescado y para las verduras, pan, quesos o frutas.

Al terminar de usar la tabla se tiene que enjuagar de inmediato, así evitas la formación de bacterias, es preferible hacerlo con agua caliente. Cuando se termina de utilizar se puede realizar una limpieza más exhaustiva, es decir, desinfectar la tabla con agua oxigenada y dejar reposar durante unos minutos y luego pasar una esponja sobre ella.

Otra manera para desinfectar mejor las tablas para cortar, en especial tras picar pollo, es mezclar un poco de lejía (cloro) con agua y verterlo sobre la superficie y dejar remojando por 4 minutos. Luego se tiene que enjuagar y dejar secar muy bien antes de guardarla.

Publicidad

tabla para picar

En cambio si la tabla para cortar tiene manchas permanentes se pueden eliminar con una preparación de bicarbonato de sodio, agua y sal. Frota muy bien el líquido sobre la superficie y enjuaga con agua caliente.

Si la tabla tiene malos olores puedes eliminarlos con vinagre y limón, vierte esta el vinagre sobre la tabla y deja reposar durante dos minutos. Enjuaga con agua tibia y frota un limón en la superficie.

Puedes lavar tus tablas de picar en el lavavajillas, pero debes evitar meter las de madera ya que el calor deformará su forma.

Cada dos meses es aconsejable rociar sobre la superficie cera de abeja o aceite mineral, así conseguirás un sellado natural el cual evitará la contaminación de alimentos.

Publicidad

Al mantener estas buenas prácticas de limpieza y desinfectación evitarás intoxicaciones por alimentos.

Más de Yessica Mardelli