Trucos para limpiar las brochas luego de pintar

Para alargar la vida de las brochas es esencial limpiarlas adecuadamente. Aunque parezca muy difícil que queden como nuevos, te damos algunos trucos para que lo logres fácilmente.

Es muy común que al terminar de pintar alguna habitación o tu casa entera te preguntes ¿Ahora qué hago con las brochas? ¿Cómo las limpio sin que se dañen? Pues la repuesta es darles una limpieza profunda que logrará quitar cualquier resto de pintura.

Ver más: Tips para pintar las puertas

TOMA NOTA DEL PASO A PASO
1.- ADIÓS AL EXCEDENTE

Lo primero que debes hacer es tomar un papel absorbente o un paño viejo y pasar la brocha por ellos. De esta forma lograras que no quede pintura entre sus cerdas y se seque ahí.

2.- SOLVENTE

Publicidad

Una vez eliminado el exceso debes optar por un disolvente, entre ellos agua o alcohol. El agua te servirá para las pinturas de agua, pagamento, etc. el alcohol te facilitará la tarea cuando la pintura es a base de aceite o laca.

3.- ENJUAGAR

Luego de utilizar el solvente, toma otro papel absorbente y quita el exceso. Pon la brocha bajo el chorro de agua y enjuágala. Gracias a la fricción de tus manos y la presión del agua, las cerdas de la brocha acabarán de eliminar los restos de pintura.

4.- SECAR LAS BROCHAS

Pon tus brochas guindadas boca abajo hasta que sequen, de esta forma no se deformarán.

Publicidad

5.- VINAGRE GRAN ALIADO

Otro solvente de gran ayuda es el vinagre. Remoja las brochas durante una hora. Otra opción es ponerlas en una olla con vinagre y ponerlas a hervir por 10 minutos, déjalas enfriar un poco y dale forma con tus dedos. Los grumos de pintura quedaran fuera de la herramienta.

6.- SUAVIZANTE

Este producto te ayudará a limpiarlas. Quita el exceso de pintura y sumérgela en una mezcla de agua tibia con media taza de suavizante y sacúdela hasta que la pintura haya salido por completo. Enjuaga y déjalas secar.

Por Carina Angulo

Imagen: Archivo Eme

Trucos para limpiar las brochas luego de pintar

Más de Equipo Eme