Afecciones que sufre el bebé prematuro

Cuando un parto se adelanta son diversos los riesgos con lo que nace el bebé, puesto que este no cumplió el proceso de gestación normal, que es de 39 semanas

Menor tamaño, palidez de la piel, peso inadecuado, falta de desarrollo de algunos órganos vitales, entre otros aspectos caracterizan a un infante prematuro. De acuerdo con diversos especialistas, es recomendable informar a los padres sobre esta realidad, hacerlos conscientes de las afecciones que puede padecer el pequeño (a) y brindarles las herramientas necesarias para sobrellevar la situación con respecto a:

Ver más: Semana 35: Lo que debes saber sobre los bebés prematuros

Alimentación: Debido a la inmadurez para deglutir y succionar la leche, alimentar al bebé puede convertirse en todo un desafío. Por tales motivos, en muchos casos es imprescindible el uso de sonda para nutrirlo durante las primeras etapas para evitar desnutrición, y disminución de los niveles de hemoglobina en sangre, y padecer anemia.

Respiración: Es común que respire con dificultad, ya que son pulmones no completaron el proceso de maduración. En ocasiones se presentan problemas como el síndrome de membrana hialina y apnea, es decir, la disminución de la respiración por periodos en los que al bebé le es cuesta arriba inhalar y exhalar normalmente.

Temperatura: El bebé tiende a perder calor, esto a consecuencia de su delicada y delgada piel, ésa que contiene poca grasa y donde los vasos sanguíneos están muy cercanos los tejidos. En esto caso, es recomendable la utilización de incubadoras.

Publicidad

Inmunidad: El sistema inmunológico del bebé es más vulnerable a atrae infecciones rápidamente y por ende cualquier patología desencadenada por la presencia de virus y bacterias.

Imagen: Archivo Eme

Más de Cecilia Avilés