Asegura el futuro universitario de tus hijos, sin que ello afecte tu bolsillo

¿Cuál es la mejor manera de asegurar el futuro universitario de tus hijos?

Desde que nuestros hijos nacen, siempre intentamos hacer que el futuro esté asegurado para ellos. En el caso de la educación, nos aventamos a un proceso largo para lograr que vayan a una buena universidad.

Sobre todo, si residimos en Estados Unidos. En esta parte del mundo, es muy común que todo padre comience  a ahorrar para los estudios universitarios de sus hijos desde que estos apenas van al kinder.

Ver más: Cuidar del dinero: una valiosa lección que debes enseñar a tus hijos desde pequeños

¿La razón? Simple, los estudios universitarios acarrean un costo de muchas cifras. Esto en comparación con los gastos que podrían hacerse en las universidades latinoamericanas.

Sin embargo, si elaboras un plan de ahorros podrás garantizarle una educación superior a tus hijos sin hacer de esto una preocupación. Por eso, en Eme te daremos algunos consejos para que la ida a la universidad no afecte tu bolsillo económicamente.

Planea y ahorra para la educación de tus hijos

Anticipa la situación

Asegúrate de conversar con tus hijos sobre la ida a la universidad. Es vital guiarlos en todo momento y motivarlos a que culminen sus estudios y se formen profesionalmente para aspirar a una mejor calidad de vida.

Publicidad

¿Están dispuestos a concretar una carrera universitaria?

Una vez que estén conscientes del rendimiento académico que la universidad requiere, si aún están dispuestos a cursar sus estudios, tendrás la certeza de que tus hijos tienen interés y pondrán todo de su parte. Lo que evitará pérdidas de tiempo y dinero. De lo contrario, pueden considerar una carrera técnica.

Asegura el futuro universitario de tus hijos y empieza a ahorrar

Confirma si están apostando por la carrera que realmente desean

Procura que tus hijos estén seguros de la carrera que desean estudiar. Muchos comienzan una carrera para dejarla al tiempo, o peor aún, abandonan la universidad.

Podrían estudiar cerca de casa

Elijan una universidad cerca de casa o de la residencia. Ahorrarás dinero en hospedaje y comida.

Reduce los costos del material

Los libros también deben ser tomados en cuenta, ya que son costosos pero indispensables. Puedes optar por pedirlos prestados, comprarlos usados o rentarlos.

Controla los gastos

Una tarjeta prepagada es también una excelente idea para llevar el control de lo que tus hijos gastan semanalmente. Puedes agregar dinero cada cierto tiempo y así gastarán solo en lo indispensable.

Publicidad

Busca ayuda económica

Puedes optar por buscar ayuda financiera federal para el estudiante o préstamos. Si la ayuda no cubre la matrícula en su totalidad, es preferible saldarla (si tienes el dinero disponible). De otra manera, podrías elaborar un plan de pago directamente con la universidad.

Siempre piensa en una beca

Asegúrate que tus hijos apliquen para becas. Existen becas para estudiantes latinos, con altas calificaciones, deportistas e incluso artistas. Siempre habrá una opción de becas por la que tu hijo podría participar.

Las mejores maneras de ahorrar para la universidad de tus hijos¿Trabajar medio tiempo?

Si su horario lo permite, puedes considerar que tus hijos trabajen a tiempo medio. Así podrán ayudarte a cubrir algunos gastos. El asignarles esta responsabilidad les permitirá conocer el valor de las cosas y apreciar aún más la oportunidad de estudiar en una universidad.

¿Has pensado en un community college?

Como última medida, pueden escoger un community college, esto te permite ahorrar unos años extras. Luego tus hijos podrán asistir a la universidad y terminar su carrera.

En definitiva, todo se debe a una planificación estratégica de la mano de tus hijos para poder concretar su asistencia a la universidad. No olvides que esto va de la mano de la comunicación que mantengas con ellos.

A su vez, una de las cosas más importantes es que ellos se sientan en la plena confianza de expresarte sus verdaderas intenciones y las metas que quieren alcanzar. Es la única manera en que realmente puedes ayudarles. Eso sí, empezando el plan desde pequeños para luego poder orientar tus recursos económicos a su plan de vida.

Más de Equipo Eme