¿Cómo decirle a tu hijo que Santa no existe?

Happy Santa Claus opening his Christmas gift at North Pole

Para hacerles la Navidad más mágica, le tendemos a decir a los pequeños de la casa la historia de Santa. Les decimos que él es quien deja sus regalos bajo el árbol, siempre y cuando se porten muy bien…

Pero, ¿qué debemos hacer cuando el niño descubre que Papá Noel no existe?

Ver más: Benedict Cumberbatch escribió emotiva carta a Papá Noel

Cuando son pequeños animamos a los niños a escribir una carta para Santa con los regalos que desean, luego dejamos un par de galletas con un vaso de leche para que los tome como una forma de agradecimiento. Esta tradición lleva muchísimos años y miles de chiquillos duermen bajo la esperanza de la llegada de la Navidad.

¿Cómo decirle a tu hijo que Santa no existe?

A medida que los niños van creciendo estos se vuelven más curiosos y son capaces de pensar de forma abstracta, lo que los hace cuestionarse la existencia de Santa. Los expertos aseguran que la edad máxima para dejarlos creer en esta fantasía debe ser entre los 7 y 8 años.

Publicidad

Generalmente los niños se enteran que Santa Claus no existe por medio de sus amigos, sus padres o ellos mismos lo descubren por sí solos. Cuando esto ocurre algunos pueden llegar a sentir tristeza, enfado y hasta se sienten engañados por los padres por haberle mentido durante tanto tiempo.

Cuando los niños se molestan al descubrir la verdad sobre Santa es mejor dejarlo desahogarse y que libere sus emociones, sin llegar a los gritos o golpes. Al calmarse  se le tiene que explicar que es una tradición que todas las generaciones realizan para que los pequeños vivan las festividades de una manera más mágica.

En cambio si es el mismo niño el que empieza a cuestionar la existencia de Santa, es mejor dejarlo razonar por sí mismo. Se les puede preguntar qué es lo que piensa de eso y a partir de ahí el pequeño irá descubriendo la verdad de una forma más sana.

Otra gran manera de manejar esta situación es pedirle al niño que guarde el mismo secreto para sus hermanos menores, de esta forma se sienten más maduros y se sentirán parte del grupo lo que permite que se olvide de la realidad que acaban de descubrir.

Si el pequeño reacciona de buena manera y empieza a realizar cientos de preguntas, es mejor responderlas con mucho afecto y comprensión. Deja que plantee sus dudas y pensamientos, recuerda que acaba de descubrir que Santa no existe, lo que puede llegar a ser muy “impactante” para él.

Publicidad

No todos los niños reaccionan de la misma manera, por ello es aconsejable tratar que sea de la forma más pacífica y comprensiva. Déjalos que te pregunten todas sus dudas y acláralas con mucha paciencia y cariño.

¿Cómo decirle a tu hijo que Santa no existe?

Más de Yessica Mardelli