¿Sabes cómo educar en resiliencia? Conoce algunos tips

resiliencia en niños
kids

La resiliencia se define como la capacidad que tiene una persona de recuperarse frente a la adversidad para seguir proyectando el futuro.

Como padres debemos reconocer que esto es un recurso muy importante para nuestros hijos, y que debemos educarlos en pequeñas cosas que aumenten su capacidad de ser resilientes.

Ver más: #ClubEme Ser resiliente: la forma efectiva para afrontar los problemas | Por: Elisa Martínez

La realidad es que la vida es dura. Está llena de eventos inesperados que nos pueden hacer sufrir, y mucho. En la crianza de nuestros hijos debemos enseñarlos a sobreponerse a estos eventos, y entender que el sufrimiento es parte de la vida. Por ende, podemos transformarlo en algo que cambia y nos hace mejores.

Pero ¿Cómo educar en resiliencia? Aquí algunos tips

Aprender a enfrentar los fracasos

Es muy sencillo, si nos dedicamos a remover las frustraciones, las molestias o los pequeños fracasos, nuestros hijos no tendrán la oportunidad de encontrarse con ese obstáculo. Además,  tampoco tendrán la oportunidad de superarlo.

Los pequeños inconvenientes

Saber esperar a llegar a casa para tomar agua, no quejarse si hace mucho calor, o pasar alguna incomodidad. Esto los ayudará a desarrollar la tolerancia a la frustración, herramienta necesaria para poder sobreponerse a los problemas del día a día.

Publicidad

Dejarlos asumir las consecuencias

resilienciaMuchas veces tratamos de evitarles a nuestros hijos las consecuencias de sus acciones para no pasar un mal rato. Les llevamos un trabajo que dejaron en la casa, reponemos la pelota que perdieron en el parque, etc.

Cuando hacemos esto les robamos la experiencia de enfrentarse a las consecuencias de sus acciones y de aprender de ellas.

Niños que han crecido en un ambiente “sin consecuencias” son incapaces luego de entender o asumir responsabilidades cuando son adultos.

Esta confusión los hace paralizarse al momento de sobreponerse a algún problema. No entienden por qué ellos deben asumir esa consecuencia, si nunca lo han hecho antes.

Enseñarlos a ser perseverantes

resilenciaVivimos en la época de la gratificación instantánea, lo que no se logra inmediatamente no vale la pena.

Debemos luchar contra esta cultura que niega el valor del esfuerzo prolongado. Que no reconoce la importancia de la lucha del día a día y que hace que nuestros niños se rindan al primer intento.

Publicidad

Muchas veces somos nosotros mismos los que les decimos que no lo intenten más, que eso no es para ellos. O, en algunos casos, corremos a socorrerlos para ayudarlos, haciéndoles pensar que ellos no pueden solos.

Animemos a nuestros hijos a intentarlo una vez más. No importa que al primer o segundo intento no hayan logrado lo que querían. Las historias de éxitos están llenas de muchos intentos, de muchas caídas y de muchas “aparentes¨ fracasos.

Contar con una red de apoyo

resilenciaUno de los factores más importantes de la resiliencia es contar con el apoyo de alguien. Sea la familia, un gran maestro, o un buen amigo; las personas resilientes encuentran en otro ese sentido de pertenencia, ese apoyo incondicional que es necesario para afrontar las dificultades y sobreponerse a ellas.

Para lograrlo, es necesario que la persona sepa abrirse a los demás, que sepa reconocer que hay algo que le dan los demás que no conseguiría solo. Tiene que aprender a abrir su corazón y a salir al encuentro del otro.

Debemos inculcar en ellos el valor de la verdadera amistad. Esa que es generosa y sincera y que busca el bien para el amigo en todo momento.

Finalmente, debemos reafirmarles que nosotros estaremos allí para ellos en todo momento. El mejor recurso para enfrentarse a una adversidad, o para sobreponerse después de algún evento fuerte en nuestras vidas es saber que, a pesar de lo que pase, nuestra familia siempre nos quiere y nos acompaña.

 

Más de María Verónica Degwitz