Los peligros al darle jugo a tu bebé

cute little girl drinking cocktail on tropical beach resort
cute little girl drinking cocktail on tropical beach resort

Darle jugo a tu bebé es algo que todos los expertos recomendaban, ya que es una excelente fuente de vitamina C y calcio. Sin embargo, detrás de esta bebida se esconden varios factores negativos para tu pequeño

La Academia Americana de Pediatría (AAP) recientemente publicó un nuevo informe donde advierte a los padres que no le den jugos a los niños menos de un años de edad. “Estos no forman parte de una dieta saludable y equilibrada”, dictan.

Ver más: Jugos naturales para prevenir el cáncer

Razones para no darle jugo a tu bebé

“Estas bebidas se comercializa como una fuente sana y natural de vitaminas y, en algunos casos, de calcio. Debido a que el jugo sabe bien, los niños lo aceptan fácilmente. Aunque su consumo tiene algunos beneficios, también tiene potenciales efectos perjudiciales”, agregaron.

Esto se debe a que “el jugo de fruta no ofrece ninguna ventaja nutricional con respecto a la fruta entera”, por lo que ningún pequeño debe ingerirlo hasta cierta edad.

Además se tiene que tener en cuenta que el alto contenido de azúcar que tienen los jugos “aumenta la ingesta calórica y el riesgo de tener caries”. Y debido a la poca cantidad de proteínas y fibra, estas bebidas pueden provocar que el niño tenga un peso inadecuado.

Publicidad

Razones para no darle jugo a tu bebé

“El agua es el principal componente del jugo de fruta. Los carbohidratos, incluyendo sacarosa, fructosa, glucosa y sorbitol, son los siguientes nutrientes más frecuentes. La concentración de estos hidratos de carbono, que son principalmente azúcares, puede variar entre 11 y 16 gramos, mientras que la leche materna o las fórmulas infantiles tienen siete. Y esto puede exceder las cantidades de carbohidratos que el intestino del bebé es capaz de absorber”, advirtió la AAP.

Según AAP, los bebés que tengan menos de 6 meses deben ingerir únicamente leche materna o fórmulas adaptadas. “Si los cuidadores sustituyen la leche o fórmula por zumo, los bebés corren el riesgo de perder proteínas, grasas esenciales y nutrientes como el calcio, el hierro y el zinc que necesitan para crecer. Por tanto, no sólo el zumo no es útil sino que puede ser perjudicial”, se lee en el informe.

En cambio cuando el niño tiene de seis a 12 meses ya puede empezar a consumir alimentos sólidos, en la dieta se le puede incluir frutas. “Los líquidos deben limitarse a la leche materna, fórmula o agua”, explican.

Si se quiere dar jugo a los bebés mayores de seis meses, los pediatras recomiendan que se tiene que dar 118 ml al día, evitar servirles por la noche y siempre debe ser en una taza.

Publicidad

Más de Yessica Mardelli

COMPOSTA: Prepara la tuya en casa

Para que tus plantas crezcan sanas
Leer más