¿Qué es el hipnonacimiento?

El momento del parto suele asociarse con mucho dolor y en algunas ocasiones puede llegar a ser traumático, sin embargo, traer un bebé al mundo es una de las cosas más bellas y poderosas de la vida, por eso desde hace un tiempo se ha implementado el Hipnonacimiento

Se basa en un conjunto de técnicas de relajación profunda, en la que la madre prepara su cuerpo y mente para la hora del parto, y que durante este se use la menor cantidad de medicamentos. Estas técnicas deben ir trabajándose durante el embarazo para poder controlarlas y ponerlas en práctica.

Ver más: Pros y contras de la epidural

El Hipnonacimiento permite estabilizar y aliviar el dolor de forma natural, para que el parto sea un proceso armonioso. Por lo general, para aliviar la dolencia suele usarse la epidural, un tipo de anestesia para la zona inferior del cuerpo que bloquea tanto los nervios censores como motores de la médula espinal, de hecho es la más utilizada por las mujeres que buscan alivio rápido mientras dan a luz.

La epidural puede generar algunas dificultades en el proceso de alumbramiento, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta anestesia interfiere de forma significativa con algunas de las hormonas (oxoticina y endorfinas) que intervienen en el parto y el nacimiento, lo que podría explicar algunas complicaciones durante el proceso: “la epidural es uno de los ejemplos más llamativos de medicalización del parto natural, transformando un acontecimiento fisiológico en un procedimiento médico”.

El Hipnonacimiento plantea la mínima intervención de los médicos en el trabajo de parto. Con él la madre está totalmente consciente y preparada. La educación previa de los padres durante el embarazo ayuda a disminuir la tensión y conocer cómo funciona la mente sobre el cuerpo.

Publicidad

Esta técnica existe desde hace más de dos décadas, deriva de los estudios del medico obstetra británico, Dick Read, quien se preguntaba por qué algunas mujeres sufrían más que otras durante el parto. Se ha venido implementando poco a poco, puesto que el cuerpo está preparado para dar a luz de forma natural y tranquila, sin agotamiento, miedo ni estrés.