Cómo alimentar a un perro diabético

platos que pueden comer los perros

Los canes con diabetes mellitas no fabrican la cantidad necesaria de insulina que el cuerpo necesita. Esta hormona es muy importante porque ayuda a transformar los alimentos que ingiere la mascota en nutrientes indispensables para los órganos y músculos.

Esta enfermedad acompañará a nuestro perro durante toda su vida, por ello es necesario acudir al veterinario regularmente para vigilar su condición, debido que la falta de insulina puede generar problemas en el funcionamiento del corazón.

Ver más: Claves para el cuidado y tratamiento de niños con diabetes

Otra forma para ayudar a controlar la diabetes de los perros es aportarles una dieta saludable aprobada por el veterinario.

Los canes diabéticos deben consumir alimentos con altas dosis de fibra, ya que reduce la velocidad con la que los hidratos de carbono de las comidas se descomponen y se convierten en un tapón que llega a frenar las dañinas subidas repentinas en los niveles de azúcar en la sangre.

Generalmente las altas cantidades de azúcares en la sangre ocurren después de las comidas, esto se debe a que la insulina encargada en transportar las moléculas energéticas hasta las celular del cuerpo, no funcionan de forma correcta.

Publicidad

Algunos de los alimentos que pueden consumir nuestras mascotas son la avena, trigo, arroz o soja, ya que son comidas con altas cantidades de fibra lo que ayudará al can a controlar la cantidad de azúcar en su sangre.

Sin embargo, se debe tener cuidado en no darles exceso, debido que puede generar flatulencias. Lo recomendable sería acudir al veterinario para que recete la cantidad y los alimentos necesarios.

Además se tiene que dar algunas vitaminas como la C, B-6 y E,  porque ayudan a reducir la velocidad con la que los azúcares se acumulan en la sangre.

Existen alimentos que deben ser completamente vetados para los perros con diabetes, estos tienen que ser los dulces y los carbohidratos sencillos, ya que se transforman de forma muy rápida en glucosa en el cuerpo de la mascota.

También se tiene que mantener especial atención a las etiquetas de los alimentos que se adquieren, ya que los colorantes artificiales que incluyen algunos piensos comerciales indican que contiene grandes cantidades de azúcares.

Publicidad

Las mascotas diabéticas tienden a trabajar a un ritmo más lento que las demás, esto se debe a que la cantidad de insulina programada para atacar a los azúcares de los alimentos es menor, por ese motivo es aconsejable reducir las raciones de alimentos.

A lo largo del día se tiene que distribuir los alimentos del perro, esto favorecerá el funcionamiento del organismo de la mascota, así será capaz de atacar las moléculas de glucosa que incluyen las comidas.

Por último, es importante mantener al can en una buena condición física, ya que el sobrepeso no beneficia su condición.

Más de Yessica Mardelli

COMPOSTA: Prepara la tuya en casa

Para que tus plantas crezcan sanas
Leer más