Lo que más estresa a los gatos

Cuando un gato sufre de estrés su comportamiento cambia, puede comenzar a marcar territorio, esconderse bajo los muebles o acicalarse en exceso

Por qué los gatos son más obedientes con las mujeres

Ver más: ¿Cuál es el efecto del Catnip en los gatos?

Es importante determinar el por qué del estrés felino, ya que esto puede ocasionar daños en su piel provocando heridas. Si tu mascota tiene algunos de estos síntomas, se debe acudir al veterinario, debido que la ansiedad puede comprometer su bienestar.

Por ese motivo te presentamos los principales factores por la que los gatos pueden llegar a estresarse.

Miedo a otro animal

Publicidad

Las peleas entre gatos es algo común y muy frecuente, esto ocurre generalmente para marcar territorio invadido por otro animal, lo cual lo lleva a sufrir de estrés.

Llegada de otra mascota

Los gatos aunque no lo demuestren son muy posesivos, y si llega a su hogar un nuevo animal, especialmente cuando no están acostumbrados a ellos, puede ocasionar mucha ansiedad.

Cambios o mudanzas

“Los gatos son muy sensibles a los cambios en su entorno; cualquier modificación puede convertirse en un motivo de estrés que perjudique su bienestar”, explica una investigación realizada por la Universidad de Ohio, Estados Unidos. Cuando se remodela el hogar, los felinos sufren de estrés ya que sienten que “pierden” su territorio.

Publicidad

Quién quiere más a sus dueños: ¿los perros o los gatos?

Arenero

Uno de los principales síntomas de los gatos con estrés o ansiedad es realizar sus necesidades fuera del arenero. “El miedo o la ansiedad es una de las principales causas de que un gato orine o defeque fuera de su arenero”, explica la veterinaria y experta en comportamiento animal Rachel Casey.

Castigos

Tanto los gatos como los perros, sufren de ansiedad y miedo cuando son reprimidos por su dueño. Estos castigos no son la solución del problema, ya que en muchas ocasiones los felinos pueden desarrollar comportamientos problemáticos.

“Los felinos no responden bien a los castigos: en lugar de aprender qué no deben hacer, las represalias suelen conseguir que el gato salga corriendo, atemorizado”, explica la Asociación Contra la Crueldad Hacia los Animales.

Más de Yessica Mardelli

COMPOSTA: Prepara la tuya en casa

Para que tus plantas crezcan sanas
Leer más