Motiva a tu hijo a nadar

mejores parques de agua en Miami

La natación es un ejercicio completo e indicado para los niños. Sin embargo, su práctica requiere del apoyo de entrenadores y padres

Existen diversas disciplinas que son recomendables durante las primeras etapas de la infancia. A pesar de esto, la natación es el mejor entrenamiento pues genera beneficios físicos, mentales y a nivel social.

Ver más: Natación durante el embarazo: ¡conoce las ventajas!

En su práctica se ejercitan los músculos, mejora la coordinación motora, fortalece el sistema respiratorio y la función cardíaca. De igual forma, ayuda a potenciar la autoestima y la conducta, incrementa la fuerza y consolida vínculos afectivos.

Es malo nadar después de comer

Si en principio tu hijo (a) se muestra temeroso al entrar al agua, es importante que tengas en cuenta las siguientes recomendaciones:

Publicidad

1. No lo obligues a nadar. Espera que lo haga por cuenta propia o con la ayuda de un profesional.

2. No lo regañes para que pierda el miedo, al contrario si es necesario juega con él en la piscina y hagan recorridos juntos. Es una excelente táctica. Hazlo sentir seguro.

3. No lo sometas a actividades que para él impliquen riesgos. Ve poco a poco.

4. Explícale de buena manera como otros pequeños se divierten en el agua. ¡Motívalo pero sin presiones!

5. Tenlo siempre equipado con: chalecos, lentes y flotadores. Estos objetos son vitales para resguardar su seguridad.

Publicidad

6. En clase trata de no distraerlo para que esté atento a las instrucciones del entrenador.

Imagen: Archivo Eme

Más de Cecilia Avilés