Problemas dentales que causan las golosinas

Aunque agradables a la vista y al paladar, su consumo en exceso origina daños dentales

Dulces, ácidos, brillantes y de muchos colores, los caramelos así como la mayoría de las golosinas existentes en el mercado son del agrado de muchos, pero sobre todo de los niños.

Ver más: Alimentos que desgastan el esmalte dental

Relacionadas: Lo bueno y lo malo de mascar chicle

La idea no es evadirlos (caramelos, paletas, gomitas, etc.) pero tampoco hacerlos recurrentes en la vida diaria de los pequeños, ya que ocasionan algunos problemas a nivel dental como: sarro, la aparición de placa bacteriana, gingivitis, caries e inflamación en las encías. Por tal motivo, diversos especialistas señalan que los dulces son grandes enemigos, y más durante la infancia.

La goma de mascar por ejemplo, se queda alojada en los dientes, impidiendo que la saliva pueda limpiar de forma natural sus tantas ranuras, generando la destrucción de los tejidos por las bacterias, mientras que los caramelos ácidos destruyen el esmalte y generan sensibilidad.

Publicidad

Relacionadas: Golosinas saludables, una opción baja en calorías

Con esto, es recomendable optar por otras golosinas igual de deliciosas pero más saludables. Según expertos en la materia, el chocolate con leche o negro y los chicles sin azúcar son las mejores opciones.

Te puede interesar: Qué debemos comer para cuidar nuestros dientes

A la par, es fundamental que los padres velen por la limpieza y la higiene bucal de sus hijos y creen este hábito para que perdure hasta la adultez.

Imagen: Archivo Eme

Publicidad

Más de Cecilia Avilés