¿Cómo es el proceso de Fertilización In Vitro? Descúbrelo a través de la historia de Sofia Silberman

proceso de fertilización in vitro

Recibo muchas preguntas a diario, pero unas de las más comunes son: ¿cómo fue tu proceso de fertilización In Vitro?,  ¿qué fue lo que te hicieron?,  y ¿cómo funciona?

Con motivo de la semana de concientización de la infertilidad, es importante hablar de este tema. Así que me gustaría contar un poco más sobre mi experiencia.

Ver más: Manual sobre Fertilización In Vitro: el nacimiento de una nueva vida

Esta es mi historia…

Proceso de fertilización In Vitro – Por: Sofía Silberman

 

El proceso de fertilización In Vitro es la forma tecnológica más utilizada y efectiva de reproducción asistida para tratar la infertilidad. En un ciclo normal, los doctores obtienen óvulos ya madurados, y estos son extraídos de tus ovarios y fertilizados con el espermatozoide en un laboratorio. Luego, esos óvulos ya fertilizados, ahora llamados embriones, son implantados en el útero de la madre.

Publicidad

Cuando echo para atrás y pienso en el momento que me tocó pasar por la fertilización In Vitro, me viene a la mente muchos recuerdos y emociones que no fueron muy buenas. Sin embargo, esa fue la manera con la que logré cumplir mi sueño y mi meta de ser mamá.


Con tan solo escuchar la palabra In Vitro ya mi piel se erizaba.


Me daba tanto miedo pasar por algo así. Sentía que era un tratamiento súper complicado e invasivo. Hasta el día que terminé mi primer ciclo y me di cuenta que no era tan complicado como me lo imaginaba.

Yo me hice dos ciclos de FIV y ambos fueron bastante similares. El tratamiento comienza al mismo tiempo que tu ciclo menstrual. Por lo tanto, el día uno de tu ciclo es el día que te llega el período.

En el tercer día del ciclo comencé las inyecciones de hormonas que son subcutáneas (aplicadas por debajo de la piel). Estas hormonas hacen que se te desarrollen múltiples óvulos a el mismo tiempo en tus ovarios. Yo no soy muy buena con agujas entonces mi esposo me inyectaba todas las mañanas.

Publicidad

Así fue el tratamiento

Este proceso no es fácil emocionalmente, da miedo, incertidumbre, presión de que el resultado sea positivo, etc. A todo esto súmale las excesivas hormonas ,y básicamente tienes una bomba de emociones circulando tu cuerpo y mente 24 horas al día.

Constantemente tenía que ir a el doctor a que me monitorearan cómo se iban desarrollando los óvulos dentro de mis ovarios y para evitar una sobre estimulación con las hormonas. El día 9 del ciclo el doctor me dio otra inyección para aplicarla esa misma noche. Este medicamento hizo que a las 36 horas ovulara.

Entonces, en el día 11 del ciclo fui para mi extracción de óvulos. Para mi este fue el día mas complicado. Es una pequeña intervención ambulatoria hecha con sedación. El procedimiento tarda aproximadamente 30 minutos y lo que hacen es inflarte el vientre para poder hacer una punción en tus ovarios y aspirar los óvulos. Estaba muerta del susto ese día, era la primera vez que me iban a sedar completa y esa sensación me causaba mucha ansiedad.

Pero, en ese mismo momento el hombre también hace su parte y tiene que dejar una muestra de su esperma para que así puedan fertilizar los óvulos con el esperma en el laboratorio.

Ese mismo día, las hormonas que comienzas a tomar cambian completamente. Ahora hay que preparar al cuerpo para recibir al embrión. En este punto de mi ciclo comencé a ponerme parches de estrógeno en mi vientre y a inyectarme progesterona.

Proceso de recuperación

La recuperación de la extracción es un poco incómoda y dolorosa, pero descansé bastante y se me alivió a los dos días. A la mañana siguiente, día 12 del ciclo, llame a ver los resultados de mi extracción.

La primera vez que me hice FIV me sacaron 9 óvulos y la segunda 11.

También me avisaron que lo mejor era tener una transferencia de tres días. Así que al día 14 de mi ciclo iba a tener mi transferencia de embriones. ¡Estos resultados fueron bastante buenos y estábamos muy contentos por eso!


La transferencia de embriones es un procedimiento muy fácil, pero es complicado para el paciente. 


Agarran los embriones, en mi caso fueron dos, y los pasan del laboratorio al útero de la mujer por medio de una pipeta.

El doctor me recomendó seguir con mis actividades normales.  Pero además, sugirió no hacer ejercicios por unos meses si el resultado era positivo.

¿Cómo resultó el proceso de fertilización In Vitro?

Después de todo este proceso comenzó el momento más difícil…Los 10 días de espera. 

Yo sé que 10 días suena poco tiempo, pero en esa situación se hice eterno.

Son 10 días de constante preocupación, con incertidumbre por si los embriones se implantaron o no. Cada movimiento lo piensas dos veces, no vaya a ser que se puedan salir los bebés. Cosa que no es verdad.

Después de la espera hay que hacerse exámenes de sangre un día sí y uno no, tres veces.

Lo ideal es que en cada examen se doble el número de HCG (hormona glicoproteica).

A los nueve días la ansiedad era tanta que mi impaciencia me venció. Por eso, me hice un examen de embarazo de casa.

El resultado de mis dos tratamientos fueron positivos, y ambas veces mi emoción fue inexplicable. Tuve que seguir todos los medicamentos por tres meses y las inyecciones de progesterona por un mes.

Lastimosamente, la primera vez que me hice el proceso de fertilización In Vitro tuve una pérdida a las 10 semanas, solo había pegado un embrión. Esta situación fue devastadora, no sabía que yo era capaz de sentir tanta tristeza. Pero después de un tiempo me levanté y me hice un segundo FIV.

En la segunda quedé embarazada de dos bebes y di a luz a las 37 semanas de mis mellizos. ¡La bendición más grande del mundo!

Fertilización in vitro
Primera foto de los mellizos

Proceso final de la FIV

Cuando terminé mi primer ciclo me di cuenta que el  proceso de fertilización In Vitro es como cualquier obstáculo que uno tiene que sobrepasar en la vida. Puede ser tan difícil y complicado dependiendo de como te prepares mentalmente para el tratamiento.

Este proceso es todo menos fácil…

Mi recomendación para cualquier persona que tiene que pasar por esto es que busquen ayuda emocional y no lo pasen sola.

¡Estoy siempre a la orden para cualquier persona que necesite apoyo!

Más de Sofia Silberman