¿Intentas aprender un nuevo idioma? Sigue estos 7 TIPS para lograrlo #SummerActivities

Sigue estos consejos para aprender un nuevo idioma mucho mas facil

Aprender un nuevo idioma es uno de los propósitos más comunes entre las personas, pero generalmente este deseo desaparece cuando no ven ningún avance a pesar de estar recibiendo clases.

Cualquiera que sea la razón para aprender un nuevo idioma, es probable que estés de acuerdo en que sería ideal aprenderlo rápido.

Ver más: ¡Aprende inglés en algunos de los mejores cursos de inglés en Florida!

Sin embargo, la idea de aprender un idioma, especialmente cuando lo estás aprendiendo desde cero, no parece ser una tarea rápida. Tendrás que aprender una nueva gramática, memorizar vocabulario, practicar el habla… oh my…

Pero aprender un nuevo idioma no tiene por qué ser un proceso lento o tedioso. Si bien nada puede reemplazar el arduo trabajo y el esfuerzo que requiere, puedes aprender un nuevo idioma  rápidamente si sigues la estrategia correcta y te dedicas al proceso.

Para que eso no te ocurra te mostramos estos consejos que te ayudarán a dominar un nuevo idioma de forma rápida y divertida.

Publicidad

¡Toma nota a estos consejos!

Tips para aprender un nuevo idioma de modo rápido y efectivo

Establece metas para aprender un nuevo idioma

El primer paso para aprender un nuevo idioma rápidamente es establecer metas para lo que quiere lograr. Cuando lo piensas, esto tiene mucho sentido. Si no estableces metas, ¿cómo puedes saber qué quieres lograr y medir si lo has logrado?

Cuando nos enfrentamos a la idea de aprender un nuevo idioma, la mayoría de nosotros nos sentimos abrumados. Hay tantas palabras para aprender y tantas maneras diferentes de estudiar. Establecer metas reduce tu enfoque para que puedas dejar de preocuparte por los detalles y ponerte a trabajar.

Las investigaciones muestran que las personas que establecen los objetivos correctos tienen más probabilidades de lograr el éxito.

como aprender un nuevo idioma

Publicidad

Utiliza estas pautas para aprovechar al máximo tus objetivos:

  • Centrarse en resultados concretos y tangibles

Establece metas detalladas y concéntate en lo que planeas aprender en lugar de cuánto tiempo planeas estudiar. Un ejemplo de un buen objetivo podría ser: “Esta semana aprenderé 30 palabras del vocabulario en español relacionadas con las compras”.

  • Ponerse metas a corto plazo

Es bueno tener un objetivo final: lo que eventualmente esperas lograr. Pero los objetivos a largo plazo son demasiado abrumadores para motivarlos todos los días. Divide tu objetivo final en partes más pequeñas y establece objetivos más pequeños para cada semana o mes.

  • Desafíate a ti mismo (pero no demasiado)

Las metas funcionan mejor cuando te hacen presionarte a ti mismo. Pero si son demasiado intimidantes, pueden desanimarte. Una buena manera de evitar esto es establecer metas con una gama de resultados. Por ejemplo, podrías decir: “Quiero aprender de 30 a 50 nuevas palabras de vocabulario esta semana”.

El número más bajo en este rango te ayuda a sentir que la meta es alcanzable, mientras que el número más alto te permite esforzarte.

  • Escribe tus metas

Escribir metas te ayuda a comprometerte con ellas. Publique sus metas en un lugar destacado, como el espejo de su baño o la pantalla de inicio de su teléfono inteligente.

Estudia únicamente con el idioma nuevo

Al estudiar es preferible hacerlo escuchando y leyendo solo el nuevo idioma, esto facilitará la transición y permitirá que lo entiendas más rápido.

Cuando nos adaptamos a una diferente lengua y escuchamos nuestro idioma de nacimiento, el cerebro volverá a ajustarse a la lengua materna eliminando el proceso que habías conseguido.

Aprender un nuevo idioma puede ser mucho más fácil con estos consejosPiensa en el idioma que intentas hablar

Obviamente, este consejo será difícil si solo sabes 20 palabras en este nuevo idioma. Sin embargo, acostúmbrate a expresar todo lo que puedas con esas pocas palabras que tienes.

Es muy, muy difícil traducir directamente entre dos idiomas, especialmente si no tienen ninguna relación, y puede llevar a oraciones realmente torpes y antinaturales.

Creemos que esta, es también una gran razón por la cual cada nuevo idioma se vuelve más fácil de aprender: nos comunicamos cada vez mejor con un número muy limitado de palabras y terminamos conversando donde solo entendemos una parte de lo que se dice.

Encuentra una persona que hable ese idioma y conversa con ella. Esto facilitará el aprendizaje y no lo verás como una “clase” sino como un día regular.

Sé consecuente

Es sorprendente la cantidad de esta nueva lengua que puedes aprender en solo unos días. También es sorprendente lo mucho que puedes olvidar en solo unos días.

El aprendizaje de idiomas es una de esas cosas en las que es mucho mejor, hacer un poco cada día. En lugar de mucho, de vez en cuando. Aprenderás mucho más si pasas 30 minutos estudiando todos los días en lugar de 8 horas, una vez a la semana.

Practica y se consecuente. Solo dedicándole tiempo podrás sacarle el mejor provecho a tus estudios.

Usa aplicaciones móviles

Existen cientos de herramientas para tu smartphone que te permiten aprender y mejorar el entendimiento de nuevos idiomas. Las más conocidas son: Busuu, Duolingo, Lingualia o Memrise. Lo bueno de esto es que tienes el conocimiento en el bolsillo.

Puedes practicar caminando, esperando en el autobus, mientras haces la fila para pagar tus grocerys. En fin, en cualquier momento.

Imita el acento

Al ver películas o escuchar a otras personas hablar con el idioma que estás aprendiendo, notarás el acento que tiene. Para practicar, procura copiar su pronunciación. Sin importar que no lo domines al 100%, ya que con el tiempo te será más sencillo.

Sigue tus intereses

Incluso si está totalmente entusiasmada con este nuevo viaje de aprendizaje en el que te has embarcado, en algún momento u otro es probable que estudiar este nuevo idioma te parezca una tarea ardua.

Nuestro mejor consejo consejo es encontrar formas de incorporar tus estudios a las cosas que ya te interesan.

Por ejemplo, si tu pasión es leer… Podrías leer nuevos libros en otros idiomas.

Leer algunos blogs puede ayudarte, ya que estos generalmente están escritos de una manera muy coloquial. Así podemos familiarizarnos con las palabras que se usan de manera regular. Sin tecnicismos, ni adornos.

Las películas también son una herramienta realmente buena, especialmente si puedes encontrar subtítulos en el idioma que estás aprendiendo.

Los subtítulos molestos no siempre coinciden exactamente con lo que se dice, pero aún así mantendrán a tu cerebro escuchando y leyendo en el mismo idioma.

La música es otra forma de comenzar a escuchar cosas en tu nueva lengua. Aunque puede que hasta nos cueste entender las letras en nuestro mismo lenguaje, muchas personas a través de la repetición de las letras que están disfrutando, captan ciertos aprendizajes. ¿Pondrías este tip en práctica? Nosotras estamos seguras que sí.