¿Cómo saber si tus zapatos para correr están en buenas condiciones? | Por: María Beatriz Maiello

zapatos para correr

Lo único que necesitamos para salir a correr son unos buenos zapatos, así que el running puede considerarse un deporte ajustado al presupuesto. Y aunque es verdad que existen miles de dispositivos en el mercado, nada de eso es realmente necesario. Sin embargo, lo que sí debemos tener presente en todo momento son los zapatos para correr que vamos a necesitar. Ese es el único elemento fundamental para realizar este deporte.

La próxima vez que veas la transmisión del Maratón de Boston notarás que los corredores élite llevan muy pocos instrumentos.

Ver más: Errores más comunes al comenzar a correr


Los tres básicos son: trajes con poca tela, reloj satelital y zapatos para triunfar.


Nada de música, teléfono o cinturón de hidratación. Así que esto me hace pensar que debemos poner especial cuidado no solo con cuáles zapatos compramos, sino también cuándo debemos relevar los viejos y darle la bienvenida a unos nuevos.

zapatos para correr

Publicidad

Muchos corredores en un momento determinado sentimos que nuestros entrenamientos se hacen más pesados de lo normal. O que no rendimos como siempre, ¿no les ha pasado?

Piernas pesadas, rodillas adoloridas y molestias en la cadera; no siempre se deben al tipo de ejercicio que hagas. Si eres corredor de seguro te preguntas qué estás haciendo mal. Y la respuesta no está precisamente en la actividad que realizas…

Más pesas para fortalecer, suplementos para los dolores articulares o más días de descanso. Puedes intentarlo todo y quizá nada de resultado. Y es que la respuesta a ello puede estar al frente de tus ojos y tal vez no la viste.

¿Cuándo fue la última vez que revisaste tus zapatos para correr?

BUSCA TUS ZAPATOS PARA CORRER Y HAZ LA PRUEBA

Como corredores, el primer lugar en donde debemos buscar respuestas para estos síntomas es en nuestro clóset.

Publicidad

Puede que tus zapatos para correr no sean tan viejos como para cambiarlos. Pero, ¿alguna vez has sacado la cuenta real de cuántos kilómetros que has recorrido con ellos?  Pues te cuento que mis zapatos tenían más de 400 kilómetros recorridos… Suena que es mucho, pero la verdad no es el máximo que pueden durar.

Así que hice la segunda prueba de fuego y la más sencilla: mirar qué tan gastada estaba la suela. Y así fue como conseguí mi respuesta. La parte de atrás de mis tennis delataron el mal estado en el que se encontraban. Era necesario un cambio.

Correr con zapatos desgastados o viejos es una de las causas más comunes de lesionesAsí que quizá esta sea la razón por la que tus rodillas sientes más presión cada vez que sales a ejercitar.

zapatos para correr

¡La respuesta de tu dolor puede estar oculta en la parte de abajo de tus zapatos!

Como ven en la foto, la suela del zapato más “viejo” está visiblemente desgastada. Pues les cuento que, para llegar a este punto, significa que la amortiguación interna del zapato de correr estaba mucho más débil. A pesar de que no sea visible, les aseguro que es lo primero en deteriorarse.

Por eso es tan importante llevar la cuenta de los kilómetros recorridos. La vida útil de tus zapatos tiene una fórmula secreta, todo dependerá de ciertos factores externos. La superficie donde corres, tu peso y el material de tus tennis. En general su vida útil va aproximadamente entre 400 – 600 Km.

Utiliza este número como guía para decidir cuándo cambiarlos. Nunca dejes que la suela se vea así, ya que será demasiado tarde y probablemente esto sea el culpable de tus dolores de espalda o piernas.  Si corres frecuentemente o estás entrenando para una distancia larga, lo más recomendable es tener 2 pares de zapatos y los alternes. Esto permite que descansen y se sequen bien entre cada entrenamiento. Recuerda solo usarlos para correr y no para tus otros entrenamientos regulares en el gimnasio.

SIGNOS QUE TE INDICAN QUE DEBES CAMBIAR TUS ZAPATOS PARA CORRER

  • Fatiga muscular durante y después de tus entrenamientos.
  • Dolor en tus rodillas y/o espinillas.
  • Dolor en la cadera.
  • Molestias en las plantas de tus pies.

 

zapatos para correr

Cuando estrenas zapatos para correr sentirás que estás pasando por las nubes y vas tan rápido como el correcaminos. O por lo menos, así lo siento yo. Te darás cuenta de que -casi- inmediatamente tus dolores desaparecerán y volverás a tu rendimiento regular.

¡No olvides anotar la fecha de compra de cada par para que puedas llevar una cuenta más exacta de la distancia recorrida con cada uno!

Más de Maria Beatriz Maiello