Manual para mascotas: ¡aprende a cuidar a un gato con estos consejos!

cuidar a un gato

Cuidar a un gato no es tarea fácil: peinarlo, bañarlo y darle la comida adecuada son parte de los consejos que hoy te daremos


Los gatos son animales asombrosos, con destrezas y comportamientos que pocos logran entender. Por eso, es fundamental conocer la forma correcta de cuidarlos, sobre todo si es primera vez que tienes este tipo de mascota en tu casa.

Ver más: Dog lover? ¡Conoce estas 5 normas básicas sobre cómo cuidar a un perro!

El amor es primordial, pero ¿conoces cuáles son los aspectos básicos para cuidar a estos pequeños?

5 consejos para cuidar a un gato

Aprender a bañarlo

A pesar de que existe la creencia de que los gatos “odian” bañarse, lo cierto es que esta fobia solo la padecen algunos felinos. Por eso, como parte de nuestro #ManuelEme, hoy te mostramos los pasos para darle un buen baño a tu mascota.

Sin embargo, lo recomendable es fomentar esta rutina desde pequeños, pues es cuando están receptivos para aprender cosas nuevas y así lo verán como un juego.

Publicidad

Let’s start the game!

Cómo bañar a tu gato

Cuidado con la temperatura del agua

Es importante que el agua esté a temperatura templada. De igual forma, es fundamental el lugar correcto para bañar al gato, pues esto dependerá de su tamaño, pero es recomendable que sea en el lavado y no en una bañera.

Ten los elementos a mano

Antes de bañarlo prepara el sitio, de esta forma tendrás a la mano todo lo necesario para darle un buen baño a tu gato. No olvides acercar la toalla y el jabón o champú con el que realizarás el aseo.

Mientras menos personas en casa mejor

Publicidad

El momento adecuado para bañar al felino es cuando no haya gran número de personas en la casa. Y esto se debe a que de esta forma habrá menos distracciones. Trata de siempre ser tú la que realice el aseo de la mascota, para que no se ponga nervioso.

Gánate su confianza

Uno de los consejos principales al momento de cuidar a un gato es conseguir -realmente- su confianza…

Trata de acariciarlo y hablarle con cariño al momento de darle  un baño. De esta forma le transmites confianza y cercanía, dos elementos fundamental si quieres lograr que logre esta ardua tarea. Cuando termines sácalo del lavado o bañera y arrópalo con una toalla suavemente.

No uses el secador de cabello

Lo recomendable es que el pelaje del felino se seque al aire libre, de esta forma evitarás que pierda pelaje. Pero si por una u otra razón optas por el secador debe estar a temperatura baja y a una distancia prudencial.

Adempas, los gatos suelen asustarse con el secador, pero debes procurar que no haya otra fuente de ruido mientras esté encendido y poco a poco se irá acostumbrando.

Elimina su propio pelaje de los objetos de la casa

El exceso de pelaje en tu casa puede perjudicar a largo plazo a su mascota. Y esto se debe a que a medida que pasa el tiempo el pelo pierde propiedades que puede generar algún tipo de alergia en en animal.

Por eso, si quieres cuidar a un gato correctamente debes tener en cuenta estos consejos para eliminarlos:

Cepilla a tu mascota

Para que el pelaje de tu mascota se mantenga sano y su piel protegida, es esencial que se cepille diariamente. De esta forma eliminas los pelos muertos de tu mascota, y estos quedarán en el cepillo y no en tu ropa.

A pesar de que sounds silly, this could be the answer for many of your problems…

Guantes de goma

Los guantes de goma de cocina pueden usarse para eliminar por completo los pelos de gato. Esto se debe a que crean electricidad estática al pasarlos por la ropa. Otra forma de lograr el mismo efecto es usar un globo inflado, solo debes pasarlo por la prenda ¡y listo!

También puedes humedecer un guante de goma para limpiar y pasarlo por encima de la zona afectada, pero hazlo con cuidado de mojar tu ropa.

Cinta adhesiva o rodillos de pegamento

Básicos para eliminar los pelos de gato en la ropa

Cuando tu ropa tiene varios pelos de gato esparcidos por toda la tela puedes seguir este consejo. Compra un rodillo de papel con pegamento, estos son muy sencillos de usar. Simplemente debes pasarlo por donde veas varios pelitos y luego arrancar la parte usada.

Otra alternativa más económica es comprar cinta adhesiva, cortar un pedazo, unirla y pasarla por la ropa. Verás que tu prenda quedará sin rastro de pelos de gato.

Para conocer más soluciones, ingresa a este link.

Cuida de su peso

A diferencia de los perros, los gatos suelen aumentar rápidamente de peso. Esto puede generar enfermedades cardíacas que afectan la forma cómo se desenvuelve.

Por eso, debes tener cuidado con el tipo de comida que le estés dando. Evita que ingieran alimentos procesados o con grasas. Estos no solo lo hacen engordar, sino que también provocarán una pérdida de pelaje a mayor escala.

Las cifras de peso ideal de los gatos son las siguientes:

Gato doméstico: de 3,6 kg a 4,5 kg.
Gatos persas: de 3 a 5,5
Gatos siameses: de 2 a 4,5 kg.
Gato Maine Coon: 4,5 kg a 11 kg.
Hay señales que te indican que tu gato está fuera de los límites, más allá de pesarlo. Por ello toma nota para saber si tiene kilos de más.

¡Cuidar a un gato comienza por preocuparse por su peso!

Evita el mal olor en la arena de tu gato

cuidar a un gato

Por último, debes tener cuidado con el olor que emana la arena de tu gato. Pues esto se puede convertir en un pozo de enfermedades e infecciones para ti y tu mascota.

A pesar de que la mejor forma de eliminar es, sencillamente, comprando otra; lo cierto es que muchas veces debes optar por un desodorante especial.

Aquí te dejamos un #EmeTip sobre cómo hacer este tipo de desodorantes para arena de gatos desde tu casa:

Necesitas:

  • Bicarbonato de sodio
  • Planta aromática (puede ser tomillo, pétalos de rosa, romero, lavanda, cilantro, entre otras. Antes de escogerla enséñasela a tu gato para ver si su olor no le molesta)
  • Un frasco de vidrio con tapa

Preparación:

  • Para empezar debes secar las plantas de tu elección, esto lo puedes hacer en el microondas.
  • Una vez listas, mézclalas con el bicarbonato de sodio. Cuando esté bien distribuida, almacénalas dentro del frasco de vidrio.
  • Para utilizarla solo tendrás que agregar un poco de la preparación en la arena y luego mézclala.
  • Para que te sea más sencillo espolvorearla, le puedes hacer varios agujeros en la tapa.

¡Y listo! Ya estás preparado para cuidar a un gato.

 

 

 

Más de Lailyn Buvat