Beneficios de la lectura a temprana edad | Por: Happy Run Happy Mom

beneficios de la lectura. mejorar la relación madre e hijo
Dicen que los primeros años de vida de un niño son determinantes para el desarrollo de su carácter y su personalidad a futuro. Los hábitos que, como padres, nos dediquemos a desarrollar en sus primeros 7 años de vida, quedarán instaurados en sus patrones de conducta para siempre. Y el placer por la lectura debe ser una de las actividades que debemos fomentar desde temprana edad. No solo para su beneficio en el futuro escolar sino también por los grandes beneficios que trae a su temprano desarrollo. Por eso, descubre los beneficios de la lectura a temprana edad:
lectura a temprana edad
 

Beneficios de la lectura a temprana edad:

– Desarrolla la memoria:

Como ejercicio, lee un cuento con tu hijo.  Cuando termines pídele que con sus palabras recree la historia que acaba de leer. Verás cómo poco a poco va mejorando su capacidad de recordar el cuento.

– Mejora la capacidad de atención y concentración:

Escuchar un cuento o leer un libro requiere de un cierto nivel de atención y concentración para poder entender. Como todo en la vida, la práctica hace al maestro… Así que al comienzo quizás no puedan mantenerse sentados durante toda la lectura ya que se puede distraer con facilidad, pero con el tiempo su atención irá en aumento. Recuerda elegir libros adecuados a la edad de tu hijo. Y cuando ya son un poco más grandes debemos dejarlos elegir los de su interés. Este es uno de los grandes beneficios de la lectura.

Ver más: Beneficios de leerle en voz alta a tus hijos

– Capacidad de abstracción:beneficios de la lectura

Escuchar o leer cuentos, permite a los niños elaborar en su mente la historia que están escuchando. Mientras más detalles obtengan de la lectura, más rico será este proceso de abstracción. Como ejercicio cuando leas con tu hijo, al terminar la historia puedes pedirle que escoja una de sus partes favorita y la dibuje usando su imaginación.

– Lenguaje:

Con los niños pequeños debemos usar libros sencillos y fáciles de entender. Hacer hincapié en el nuevo vocabulario aprendido debe ser parte del proceso, esto lo ayudará a seguir fomentando los beneficios de la lectura.  Pero, es importante que al leerle a nuestros hijos seamos conscientes de pronunciar todas las palabras de forma clara y correcta. Acuérdate que a través de la lectura estamos ayudando al desarrollo de su lenguaje.

¿Cuándo podemos comenzar a estimular a nuestros hijos en la lectura?

Desde tan temprano como lo deseemos.

De hecho, hay algunas madres que le leen a sus hijos cuando aún están en su vientre. Sin embargo, ideal será comenzar a hacerlo desde que el bebé tenga 6 meses. Y luego de ello hacer que esta actividad sea parte de la rutina diaria de la casa.

Publicidad

Muchos especialistas recomiendan leer un cuento como parte de su rutina antes de dormir.


Leerle a tus pequeños, creará un vínculo estrecho entre los padres y el niño. Les permitirá compartir tiempo de calidad juntos y sin interrupciones. Y este es otro de los grandes beneficios de la lectura.

Si ya llegaste a la etapa donde la lectura forma parte del currículo escolar pues entonces llegó la hora de cambiar la rutina solo un poco. Ahora tus hijos te leerán a ti o leerán solos. Y por eso te recomiendo seguir estos 5 tips.

5 TIPS QUE TE AYUDARÁN A FOMENTAR LOS BENEFICIOS DE LA LECTURA

beneficios de la lectura

1- Reserva siempre un momento del día para la lectura

La consistencia es la clave del éxito. Así tu hijo sabrá que siempre tendrá un espacio durante la tarde para esta actividad.

Publicidad

2- Elige un lugar que sea cómodo, bien iluminado y que no los distraiga a la hora de la lectura

Los niños suelen distraerse con mucha facilidad. Y cuando están haciendo una actividad que requiere de esfuerzo esto ocurre de forma más común. Por eso, evita las distracciones y selecciona un lugar cómodo.

3- Acompaña a tu hijo durante la lectura (aleja el celular para evitar interrupciones)

Si ellos te sienten presente como apoyo, disfrutarán mucho más la sesión. Además, muestra interés por lo que están leyendo. Si es una historia interesante pueden tratar de adivinar qué pasará en la próxima página. Y así mantendremos las ganas de seguir leyendo.

4- Regístrate en la biblioteca de tu ciudad y visítala en compañía de tus hijos al menos 1 vez a la semana

Este ambiente es -definitivamente- una fuente de inspiración para descubrir el amor por la lectura. Ver a tantas personas realizando una misma actividad te hace sentir identificado. Además, es maravilloso ver sus caras cuando descubren la cantidad de libros disponibles. Déjalos que elijan los que ellos quieran y enséñales cómo funciona el proceso para retirarlos. Esto también cultivará su hábito de responsabilidad y respeto por este maravilloso lugar.

5- Enseña con el ejemplo

Que tus hijos vean que tú también amas la lectura, será la mejor enseñanza que les puedas dar.


Ya saben, conviertan esta actividad en una diversión donde pueden todos compartir como familia.

 

Más de Maria Beatriz Maiello