¡5 recomendaciones básicas para hacer ejercicio con los hijos! | Por: María Beatriz Maiello

hacer ejercicio con los hijos

¿Cuándo y cómo hacer ejercicio con los hijos? Una pregunta que muchos padres se han hecho alguna vez…

Si eres corredor y padre/madre, seguro -alguna vez- te has planteado que tus hijos te acompañen a disfrutar del asfalto tanto como lo haces tú. Hoy en día hay muchísimas carreras competitivas diseñadas especialmente para niños. 

Ver más: Asegura el futuro universitario de tus hijos, sin que ello afecte tu bolsillo

Y uno de los mejores ejemplos son las carreras de Disney.  Pero la verdad, antes de ir a contar kilómetros con tus pequeños debes tener en cuenta algunas consideraciones para evitar malos ratos.

Es por eso que decidí hacer una investigación y compartirla con ustedes…

Hasta los 5 años, tus hijos solo deben dedicarse a jugar

Toda su actividad física debe estar relacionada con la diversión. Saltar, trepar y correr los mantendrá activos y los ayudará a desarrollar sus habilidades motoras.

Publicidad

Pero si ya tienen 6 años o más, puedes comenzar a considerar seriamente la práctica de algún deporte de forma consistente.


Si ya tu hijo está preparado, ambos están de acuerdo y eligieron el running como su deporte preferido ¡bienvenidos!

Hacer ejercicio con los hijos: Beneficios de correr

  • Fortalecimiento cardiovascular.
  • Control de peso corporal.
  • Aumento de la fuerza muscular.
  • Aumento de la concentración.
  • Mejora de la agilidad y coordinación.
  • Mejora del estado de animo y disminución de la ansiedad.

Ahora que entendemos las ventajas, recuerda tener las siguientes consideraciones en cuenta para evitar lesiones o fatiga en tus pequeños.

1- ELIGE EL CALZADO APROPIADO PARA TU HIJO:

hacer ejercicio con los hijos

Hacer ejercicio con los hijos es sencillo. Solo debes tener una serie de consideraciones presente…

Publicidad

Así como para los adultos lo más importante a la hora de correr son los zapatos, para lo niños se aplica la misma premisa. Usar los zapatos correctos evita lesiones a largo plazo. Además, proporciona la amortiguación necesaria para sus pies. Recuerda, sus pies siguen creciendo…

Aprende si tus zapatos de correr están buenas condiciones dándole click aquí.

Antes de hacer alguna compra ve a una tienda especializada para corredores y haz las preguntas necesarias. Ellos te guiarán sobre su tipo de pisada y los beneficios de cada opción. A partir de los 6 años las marcas más reconocidas ofrecen líneas para niños.

Mi hijo usa los New Balance 860 v8  y hemos notado la diferencia en su pisada y seguridad al correr.

2- CONSULTA CON TU DOCTOR:

Antes de comenzar cualquier plan de entrenamiento formal, es importante consultarlo con tu pediatra.

Asegúrate de que tu hijo está capacitado para esta actividad. Sobre todo si el niño sufre de alguna condición médica como asma, bronquitis o problemas del corazón.

Si tu médico lo considera necesario, hazle llegar la programación de actividades. Quizás pueda parecer un poco exagerada con este punto. Pero si se trata de la seguridad de nuestros hijos, nunca seremos demasiado precavidas. La idea es disfrutar de la actividad sin miedos y que ambos le tomen amor a este deporte.

3- DEFINE EL ENTRENAMIENTO DE ACUERDO A SU EDAD:

hacer ejercicio con los hijos

Hacer ejercicio con los hijos suena fácil, pero no lo es. No todos los niños pueden entrenar de la misma forma. Y hay algunas líneas generales que pueden ayudarte a guiar tus objetivos:

5 a 10 años:

El entrenamiento debe ser corto y ligero.

Como máximo, se deben recorrer distancias de 1 Km y preferiblemente deben ser orientadas hacia los juegos.


Carrera al revés, Alto-para, protege el tesoro y gánale al reloj son algunos ejemplos de juegos que te ayudarán a entrenar a tus hijos en este deporte y ellos ni se darán cuenta.

El preferido de mi hijo es gánale al reloj y yo también lo juego con él para motivar la sana competencia.


Para jugar: define un área de unos 100 metros libre de obstáculos o personas. Con cronómetro en mano, déjalo que recorra la distancia 1 vez. El tiempo que marque el cronómetro será la base a vencer en la próxima ronda. Si a tu hijo le gusta la competencia créeme que pasaran un rato increíble.

10 a 15 años:

El entrenamiento puede ser más formal y de recorridos más largos, hasta los 5 Km.

Siempre ten en cuenta el agotamiento del pre-adolescente antes de seguir con una sesión. En los niños, las reservas de glucosa son más bajas y por eso suelen fatigarse de forma más rápida. Por eso, mantente siempre atento.

Puede practicarse el deporte al menos 3 veces por semana. Pero recuerda que deben seguir siendo sesiones cortas y suaves. Elige parques o pistas de carrera donde los niños no estén expuestos al tráfico de automóviles ya que puede ser muy peligroso.

4- VIGILA SU CORRECTA HIDRATACIÓN Y ALIMENTACIÓN:

hacer ejercicio con los hijos

Correr es una actividad aeróbica de alto impacto con la que se pierde mucho líquido a través de la sudoración.

Si los entrenamientos de tus hijos son al aire libre y en clima caliente, Esta perdida será mayor.  Es importante saber que no solo debemos consumir agua durante o después de la actividad. Además, es recomendable hidratarlos con alimentos altos en liquido (como el pomelo, sandías o fresas).

Las bebidas isotónicas también sirven para reponer las sales minerales pérdidas durante la actividad. El agua de coco es una opción maravillosa y muy saludable para los niños. Contiene mucho potasio, azúcar natural y ningún colorante artificial.

Una alimentación saludable y balanceada es vital para el buen rendimiento de cualquier atleta, pero con niños debemos poner especial cuidado. No debemos salir a entrenar sin al menos -30 minutos antes. haber ofrecido una comida ligera a los niños. Los carbohidratos simples junto a una fuente de azúcar natural. Estos les dará la energía necesaria que el cuerpo necesita durante la actividad. Este consejo es fundamental si esperas hacer ejercicio con los hijos.

Siempre lleva contigo un snack para el final del entrenamiento. Frutas, barras de granola, yogurt y hasta leche achocolatada ayudaran en la recuperación.

5- ENSÉÑALOS A ESTIRAR ANTES Y DESPUÉS DEL ENTRENAMIENTO:

Para cualquier corredor, estirar antes y después de correr es una parte básica de su entrenamiento. Así que debemos crear este habito en nuestros hijos desde pequeños. Para que con el tiempo sean unos corredores adultos sanos y libres de lesiones.

No importa la edad, es importante siempre que hagamos una actividad física preparar nuestro cuerpo para ello. Así que antes de comenzar, debemos hacer algunos ejercicios de estiramiento dinámico.


Mucho cuidado con confundirse, antes del ejercicio no deben hacerse estiramientos estáticos ya que podrían ocasionar lesiones.


Al terminar la sesión, y sin dejar pasar más de media hora, debemos dedicar al menos 10 minutos a los estiramientos estáticos. Estirar correctamente ayuda a que los músculos de las piernas no se contraigan. Evitando así dolor o excesiva tensión. Cuando los niños han hecho una actividad muy fuerte, y no estiran correctamente, es posible que se levanten a media noche quejándose de dolor en las piernas.

Esto no significa que tienen los músculos agotados, en muchos casos en simplemente exceso de tensión. Hacer ejercicio con los hijos es cuestión de sutileza en las acciones más pequeñas.


Espero que estas recomendaciones les sean de utilidad y que decidan compartir muchos kilómetros con sus hijos. Quizás nos veamos en alguna carrera con niños. Y disfrutemos juntos de lo bien que se siente cruzar la línea de meta.

Más de Maria Beatriz Maiello