El collar multicultural que puede convertirse en tendencia

Laili Lau
Foto; Aníbal Mestre

Aunque suene imposible, en una colección de collares pueden coexistir armónicamente el poder que inspira una tribu africana con el minimalismo japonés. La creatividad de la diseñadora venezolana Laili Lau, radicada en Nueva York, da para eso y más. Así lo ha demostrado su trabajo a lo largo de casi una década.

Obishaka es el nombre de su nueva colección de collares. Se trata de una palabra,  creada por ella misma, que revela el minucioso empeño en la investigación que hace Laili Lau para desarrollar sus propuestas. En esta oportunidad rinde tributo a dos civilizaciones: “obi” es la faja o cinturón que se utiliza sobre el kimono japonés, que representa la herencia asiática de Lau; y “Shaka” hace referencia directa al rey de la tribu zulú sudafricana.

Ver más: El boom de los maxi collares

Lau y su collar Obishaka

 “El collar Obishaka es la perfecta mezcla de dos países con una abundante riqueza cultural”. De esta manera, Lau se sirve de materiales nobles como lo son el cordón y el algodón crudo para contar una historia que transcurre a través de nudos, delicadamente envueltos por hilos pintados a mano, emulando la clásica cestería africana, y que nos enseñan, a su vez, las diferentes formas de atar un kimono según la ocasión.

Estos nudos son los responsables de la caída del collar, incluso algunos pueden soltarse para mayor versatilidad, y es que esta virtud, con la cual las piezas se hacen muy combinables, es lo que hace que permanezcan vigentes a lo largo del tiempo y se conviertan en protagonistas del clóset femenino.

“Esta pieza es un humilde homenaje a las mujeres que hacen y llevan estos emblemas de tradición y femineidad” resume Lau quien al elaborar un trabajo artesanal, garantiza que cada pieza es única e irrepetible. Cabe resaltar que los accesorios de inspiración étnica, son piezas que suelen tener un significado especial , por lo que otorgan un acento llamativo a un atuendo cotidiano clásico.

Publicidad

Además, la marca se mantiene fiel a su compromiso con la sustentabilidad, es por esto que los materiales seleccionados provienen del inventario no utilizado de grandes almacenes y que son comercializados por tiendas como FabScraps, especializada en el reciclaje de textiles. Una medida que importantes marcas han ido implementando para promover el aprovechamiento inteligente de los recursos disponibles y mantener al límite el consumo y el desperdicio.

Con Obishaka, el trabajo de Laili incursiona en el ámbito de los accesorios, los cuales complementan con fluidez su propuesta de vestuario, pero no es la primera vez que se inspira en la cultura africana. Recientemente presentó Les Sapeurs, en colaboración con la Brooklin Fashion Academy, colección inspirada en una organización del Congo que protesta pacificamente a través de su ropa.

Para presentar Obishaka contó con el también venezolano Aníbal Mestre, reconocido fotógrafo de moda, asistido por  Herver Rondón. La dirección estuvo a cargo de Manaure Peñalver, mientras que el estilismo estuvo a cargo de Beatriz Hollensteiner, quien resaltó la belleza natural de los rasgos asiáticos de la modelo Daphne Zelle.

En su nuevo website, Laili Lau ofrece un recorrido completo por sus colecciones anteriores y pone a disposición del público sus nuevas propuestas.

Publicidad

Más de Adriana Terán

El collar multicultural que puede convertirse en tendencia

Laili Lau presenta su nueva colección de collares
Leer más