La mujer futurista de Louis Vuitton

Pantallas de plasma, luces brillantes y una pasarela de metal. La propuesta para la próxima primavera-verano de Nicolas Ghesquière para la casa Louis Vuitton fue inspirada en el mundo digital y destaca por una estética futurista que representa un cambio en los valores tradicionales de la marca francesa.

Relacionadas: El lujo tribal de Valentino en #PFW

Ver más: Conoce a la nueva modelo 'irreal' de Louis Vuitton

Relacionadas: El lado juvenil y rebelde de Elie Saab en #PFW

louis_vuitton033a

El nuevo director creativo presentó numerosas chaquetas de cuero cortas en negro y rosado, sin duda uno de los colores que será tendencia el año que viene. Minifaldas de malla, vestidos estampados, otros con detalles ultra modernos impresos con tecnología 3D y trajes de pantalón con parches sintéticos, piezas que crean una imagen fuerte y dinámica, se lleven en conjunto o individuales.

Publicidad

louis_vuitton049a

Otra de las siluetas de la colección fue la de los monos en denim, un atuendo deportivo-casual que resalta por los diferentes desgastados de la tela. El uso de diferentes textiles y detalles como bordados y el patronaje se aprecia en cada una de las prendas.

louis_vuitton042a

Louis Vuitton es mundialmente conocida por ser una de las firmas de lujo más importantes en accesorios. En el desfile los bolsos con el monograma LV no faltaron, esta vez en versiones maxi, delgadas y en tonos oscuros, y en los mini de asas angulares en cuero morado intenso. Las sandalias de plataforma negra son la novedad en materia de calzado. ¿El detalle final? Los guantes tipo mitones en cuero que llevaron todas las modelos, algunos con adornos de plumas y otros lisos.

En resumen, mucho negro, gris y blanco con notas en rojo y rosado para el 2016.

Publicidad

Imagen: vogue.es