Todo lo que debes saber de los sostenes

Aunque sean parte de nuestras vidas diarias, los sostenes siguen siendo todo un misterio. Y tiene sentido que tengamos nuestras dudas y preguntas, después de todo son parte importante de nuestra apariencia física. Por ejemplo, muchas mujeres siguen si saber si utilizan la talla adecuada y cuánto tienen de vida como prenda.

Relacionada: La forma correcta de lavar tu ropa interior 

Ver más: ¿Sabes cómo reconocer si usas la talla incorrecta de sostén?

Relacionada: ¿Nos estamos poniendo mal el sostén? 

¿Cómo sé si es la talla correcta? Si tus senos están siendo apretados y parte de tu piel se sale del brasier, es obvio que no te queda. Obviamente lo mismo pasa si sientes que te queda muy grande. Pero, para saber si es tu talla, ponte en frente del espejo, sube tus brazos a los lados y checa que la tela que conecta las 2 copas esté sobre tu pecho. Si hay un centímetro de diferencia entre piel y tela, no es la talla perfecta, si te aprieta demasiado, te queda muy chico.

¿Está bien que los tirante estén apretados y hagan marcas en la piel? Antes que nada, es importante que sepas que es la copa la que soporta tu busto, no el tirante. Y no es normal que los tirantes te lastimen. Si tu busto es muy grande, te recomendamos buscar un bra con tirantes amplios. Por su parte, si los tirantes se caen, es porque la talla es muy grande.

Publicidad

¿Cada cuánto tiempo tengo que reemplazar mis sostenes? Depende. Entre más brasiers tengas, menos uso tendrá cada prenda. Desafortunadamente, las mujeres con pechos amplios casi siempre tienen sólo un par de sostenes porque son muy caros y la elasticidad y calidad de la tela se desgaste más rápido por tanto soporte. En general, las de busto grande necesitan reemplazar su lencería cada 6 a 9 meses, mientras que las de pechos pequeños pueden hacerlo hasta en 1 año o año y medio.

¿Cuántos necesito? De 4 a 6 nada más, especialmente porque necesitas turnarlos. Evita usar el mismo de manera frecuente, ya que dañas su elasticidad. Por su parte, también es importante que tengas de diferentes colores, aunque los más importantes son: negro, blanco y beige.

¿Se lavan a mano? Sí. La lavadora puede dañar, tanto la tela, como la varilla, lo cual reduce su calidad de vida drásticamente. Además el detergente es muy agresivo, y la lencería muy frágil. Para lavarlo a mano, te recomendamos usar un jabón y mucha agua, aunque sería importante que checaras la etiqueta primero.

Por: Andrea Bouchot

Publicidad

Más de Equipo Eme

Amigdalitis y otras enfermedades que puedes evitar si sigues estos tips de limpieza bucal

Sigue estos consejos para mantener tu boca limpia y sin gérmenes
Leer más