5 maneras de ponerle límites a tu relación ¡STOP!

Límites en las relaciones

Porque es necesario tener límites en las relaciones, hoy te damos algunas maneras de hacerlo de manera correcta sin entrar en discusiones o peleas.

Los límites son esa rayas imaginarias y necesarias para mantener relaciones adultas sanas con personas a las que se les dificulta tratarte con el mismo respeto y solidaridad que ellos asumen que recibirán de ti.

Ver más: 5 Tips para que tu relación crezca sanamente

No es fácil poner límites con familiares y amigos que te hacen sentir culpable cuando no actúas como esperan. Es necesario ponerles un freno si quieres que la relación sobreviva.

Muchas veces nos dejamos llevar por el amor y nos volvemos completamente ciegas a cosas que están mal y que simplemente no deberían pasar.

-Sobre todo esas relaciones que se vuelven monótonas y todo se convierte en una costumbre-

Publicidad

Por muchos años que tengan, se deben establecer reglas para tener una convivencia saludable.

El respeto y la confianza es la clave para el éxito de toda relación. Haz la prueba y aplica estos consejos a tu relación.

 

Límites en las relaciones

¿Cómo hacerlo?

Aprende a decir “no”

¿Cuántas veces no has declinado ofertas para planes de fin de semana y

Publicidad

la persona te insiste y proporciona con diferentes opciones hasta que no puedes decir que no? Di que no. No hay nada de malo en ello.

No quiere decir que no los quieres o no te importan, y las razones por las que no puedes o quieres verlos no deberían de ser una explicación y menos aun un sentimiento de culpa.

Cuando ellos no pueden o quieren verte tú los entiendes. Valórate y exige la misma flexibilidad cuando se trata de ti.

Además sino lo quieres hacer, nadie te debe obligar.

No des explicaciones

Eres una persona adulta. Punto. La única persona que merece explicaciones por razones éticas es tu pareja.

No pides explicaciones de otros adultos así que no debes de darlas. Quien te quiere de verdad no te pedirá explicaciones jamás.

Si te enfrentas con personas que tienen problemas de control sugiere que vayan a terapia, es una forma de poder arreglar sus diferencias.

Enfócalos

Las personas que tienen dificultad respetando límites tienen una meta: “preocuparse por ti y por los demás”. Esa preocupación no es real y no es amor.

Estas personas suelen huir de sus situaciones y problemas y tienen pánico a enfrentar sus realidades por lo que siempre están enfocando su energía en arreglar a los demás.

Es momento de decirles que se deben de preocupar por ellos mismos y ordenar y tratar sus propias realidades que por lo general necesitan atención porque raramente se preocupan por mejorar sus propias situaciones.

Elige con quién desahogarte

Desahogarte con un ser querido es lo más normal del mundo.

Cuando ese desahogo se convierte en constantes discursos y consejos lo único que logran es que no les quieras contar nada.

Elige bien a la hora de desahogarte para no tener que pagar las consecuencias de un acto tan normal como contar tus cosas a tus seres queridos.

Comunica en voz alta que no quieres ser juzgada sino escuchada. Una vez que te desahogas, hablarás de una manera más calmada sin tener que gritar.

Efecto espejo

Los adultos que violan los límites con otros adultos suelen estar totalmente ajenos a su persona y comportamiento.

Una herramienta que puede ayudarlos a respetarte y tolerar mejor tus acciones es dejarles ver lo asfixiante que es su actitud y solo lo verán cuando te sientes con ellos y les hagas ver cómo sería tu relación con ellos si tu actuaras de la misma manera.

Coloca límites en las relaciones

 

Te interesaría leer: Las relaciones sexuales se pone mejor con el tiempo

Cómo tener una relación saludable, haz click aquí