Cómo funciona la libido en las mujeres y los hombres

cómo mejorar la comunicación en pareja

La libido en las mujeres y los hombres es el mismo pero se presenta de forma diferente en el organismo. Si ya sientes curiosidad te mostramos cómo funciona en cada género.

La sexualidad en la pareja es importante, pues en gran medida viene a mantener la relación sólida y estable (aunque no es el único aspecto). Pero, ¿por qué hay divergencias entre hombres y mujeres en cuanto al deseo por la pareja?

Ver más: ¿Qué buscan las mujeres en el sexo?

Existen factores psicológicos y físicos los cuales estimulan o no el deseo sexual, entre los cuales se puede destacar el tipo de educación recibida, las restricciones sociales o religiosas, así como la sociedad en que cada pareja se desenvuelva.

Cómo funciona la libido en las mujeres y los hombres

Cómo funciona la libido en las mujeres y los hombres

Sobre las mujeres son las que más prohibiciones pesan, por ello es que en ocasiones las féminas presentan una libido menor. El deseo sexual masculino tiende a ser más impulsivo es decir que viene provocado del interior, mientras que el de la mujer es más bien provocado gracias a las ganas y la excitación de su pareja.

Publicidad

De igual forma las hormonas juegan un papel protagónico, ya que el “culpable” de la libido es la testosterona, que tanto hombres como mujeres la producen; los hombres la secretan en testículos y glándulas suprarrenales, y las mujeres la producen en ovarios.

Las féminas nos vemos afectadas en nuestra libido debido a las fluctuaciones hormonales generadas por nuestro ciclo menstrual, días previos a la ovulación se disparan los niveles de estrógenos y es cuando nuestro apetito sexual alcanza su máximo apogeo. En cambio las que acaban de dar a luz poseen un libido muy bajo, pues luego del alumbramiento secretan prolactina, la cual es “una hormona anti-deseo”.

Un dato que destacar es que por la mañana la tasa de testosterona en hombres aumenta en un  30%, a eso se debe que tu pareja siempre insista en hacerlo durante la mañana o luego de despertarse; mientras que el momento propicio en las mujeres es la mayoría de las veces durante la noche, pues necesitan sentirse relajadas y cómodas.

Para evitar que uno de los dos se sienta rechazado o poco deseado es necesario que ambos se sienten a conversar sus frustraciones y sentimientos, para que su apetito sexual pueda coincidir.

Para más información interesante visita Eme de Mujer El Salvador

Publicidad

Más de Equipo Eme