Cómo salir de la rutina sexual

¿No estás harta de usar la misma posición todos los días? Con tanta variedad en el Kamasutra y en la web, yo diría que es tiempo de intentar algo nuevo, pero ¿con qué ganas? Te entiendo. Después del trabajo, no tendrás ganas de llegar a casa y darle vuelta a la rutina entre las sábanas, pero ¿y si te prometiera un orgasmo para gritar?

La realidad es que, así como entras a una rutina sexual, también entras a una rutina del clímax. Es decir, tienes el mismo orgasmo día tras día… sé que es placentero, ¡pero ya no es nuevo! ¿No crees que podrías experimentar mejores sensaciones?

Ver más: Fingir orgasmos incrementa la infidelidad

Día de desnudos: Un día al mes (domingo, por ejemplo), quítense la ropa… Toda la ropa. Ese día no hagan nada más que acurrucarse, tocarse, besarse, cocinar, comer, e ir al baño ¡y listo! Está prohibido tener sexo hasta las 12 de la noche (o más), el punto es crear tanta tensión sexual, que ambos llegarán al orgasmo en instantes.

Conócete: La mujer puede tener un orgasmo vaginal, a través del clítoris, punto G ¡y la piel! ¿Has intentado tener todos esos orgasmos? Quizá sea difícil, pero si investigas un poco más sobre cada uno, seguro te darán ganas de intentarlo.

Algo profundo: Sé que no es lo más jugoso, pero no hay nada más sexy que estar en la misma página emocionalmente. ¿Tú y tu pareja han hablado sobre sus fantasías y fetiches sexuales? Yo no sé tú, pero yo tengo la idea de que las fantasías están para algo: ¡hacerlas realidad! Si no, ¿de qué sirven? Pon a volar tu imaginación y cuéntale sobre tus más profundas fantasías. Esto, además de llevarte al clímax, les ayudará a crear intimidad.

Publicidad

Damas primero: Mi filosofía y la tuya debería ser ésta: la mujer debe llegar al orgasmo primero. ¿Sabes lo difícil que es tener un orgasmo en pareja simultánea? Más que difícil, así que, en lugar de intentarlo una y otra y otra y otra vez, lleguen a un acuerdo: ella llega primero. Así de fácil.

La práctica hace al maestro: El sexo podría ser la mejor tarea del mundo. Si no practicas, realmente ¿cómo puedes saber que todo lo que escribo es cierto? ¿Que tus amigas te digan? ¿Tu mamá? (¡Qué pena!) No es cosa de que leas, leas y leas, y nunca lo lleves a cabo. ¡Por algo lo escribo! Y si no es para hacerme feliz, hazlo por ti. La práctica hace al maestro, ve, practica y sigue disfrutando.

Por Andrea Bouchot

Imagen: Archivo Eme

Publicidad

Más de Equipo Eme

¡Mantén en buen estado los pisos de cerámica con estos materiales!

Alarga la duración del piso y economiza siguiendo estos consejos
Leer más