Cosas que debes hablar con tu ginecólogo

El chequeo ginecológico debe ser un hábito anual que no nos debemos saltar. Aunque para todas resulta incómodo exponer nuestra intimidad física y sexual a un tercero, hay cosas que no podemos ocultar, pues son útiles para prevenir y tratar condiciones que pueden poner en riesgo tu salud. Si quieres saber cuáles son las cosas que debes contarle al ginecólogo, lee con atención esta entrada de Eme de Mujer.

Relacionadas: Evita estos errores cuando vayas al ginecólogo

Ver más: Evita estos errores cuando vayas al ginecólogo

Relacionadas: Preguntas incómodas que no le hacemos al ginecólogo

Sexo sin protección

Muchas veces la pasión domina la conciencia y, aunque sabes que está mal, terminas sucumbiendo ante el deseo. Lo verdaderamente alarmante es que contraigas enfermedades de transmisión sexual, las cuales no presentan síntomas muy evidentes y por lo general se manifiestan tiempo después del acto.

Publicidad

¿Orgasmos?

El consultorio de tu ginecólogo debe ser el lugar donde puedas hablar abiertamente de tu vida sexual. Por lo tanto, es muy importante que le comentes a tu doctor si encuentras alguna dificultad para alcanzar orgasmos, ya que él puede orientarte y ayudarte a descubrir la causa.

Alteraciones en tu menstruación

Una de las cosas que debes contarle al ginecólogo es la presencia de sangrados sin tener la menstruación, así como el retraso o adelanto de la misma. Inclusive es de suma importancia que le comentes si has sangrado después de una relación sexual, ya que esto puede ayudar a prevenir enfermedades en el cuello uterino.

Si el sexo duele

Publicidad

Si para ti mantener relaciones sexuales es más una tortura que un placer, es hora de contárselo a tu ginecólogo. La penetración no tiene que doler, así que lo mejor es que le cuentes a tu médico para que te diga si todo está bien.

Abuso sexual

Si has sido víctima de abuso es importante que se lo comentes pronto a tu doctor ya que este hecho puede traer consecuencias importantes para tu salud. Lo ideal es que manejen en conjunto el impacto que este hecho ha ocasionado en ti.

Mal olor

El mal olor puede ser un síntoma de infección vaginal o alteración del pH, por lo que es importante que le comentes a tu médico ya que es el único que puede ayudarte a resolver este problema. La presencia de flujo con mal olor o color extraño también es una de las cosas que debes contarle al ginecólogo.

Fertilidad

Si deseas comenzar a buscar bebés es importante que se lo comuniques a tu médico para que chequee que todo está bien para quedar embarazada. Asimismo, si tienes tiempo intentando quedar embarazada y no lo consigues, es necesario que acudas a tu ginecólogo.

Medicación

Tu ginecólogo debe estar al tanto de todos los medicamentos que consumes, ya que muchos de éstos ocasionan efectos secundarios que pueden afectar tu órgano reproductor o afectar la gestación.