Lo que debes saber antes de perder la virginidad

Couple having sex
Cropped image of man holding a condom, sexy woman is lying on bed in the background

Si estás decidida a perder la virginidad con tu pareja, es necesario que tengas en cuenta varios puntos. Así te sentirás más cómoda y estarás más preparada

El sexo no debería darte miedo. Perder tu virginidad es un tema muy delicado, que varía de persona a persona. Algunos esperan hasta el matrimonio, y otros hacen lo que se les da la gana. En tu casa, no es cuestión de “cuando,” si no de “como”.

Ver más: Lo que me hubiera gustado saber antes de perder mi virginidad

Relacionado: Lo que me hubiera gustado saber antes de perder mi virginidad

Tips para perder la virginidad

Lo que debes saber antes de perder la virginidad

Ve a la farmacia

Tener las herramientas apropiadas para este momento es esencial. Y con herramientas me refiero a: condones. No cometas el error de confiarle a tu pareja la compra de éstos. Al final del día tú eres la que sufrirá las consecuencias.

Publicidad

También te recomiendo comprar un lubricante. Sé que te dará un poco de nervios y miedo, pero te aseguro que sólo así tendrás una mejor experiencia.

Aprende sobre tu anatomía

Toda mujer tiene un himen. Lo más posible es que ya hayas perdido el tuyo haciendo ejercicio o simplemente porque suele suceder. Por eso es súper importante no estresarte si no hubo sangrado en tu primera vez. Es completamente normal antes de perder la virginidad.

Te puede interesar: 7 cosas que no cambiarán después de perder tu virginidad

Discútelo con tu pareja

Si a tu pareja no le preocupa que vayas a perder tu virginidad, piénsalo 2 veces; tal vez no sea el indicado para ti.

Es súper importante que tome en consideración tus sentimientos y preocupaciones. Antes de hacerlo, platícalo con él y reafirma la confianza que tienes en él.

Publicidad

Posiciones

Si ayudas a tu pareja con la posición y ángulo correcto, evitarás mucho dolor. Tu vagina no está hecha para una penetración recta, así que es importante elegir el ángulo correcto.

Lo que hacen muchas chicas es recordar la posición que utilizan al ponerse un tampón. No es nada cómodo, pero puede funcionar.

Elijan la locación correcta

Tener el estrés y ansiedad de que alguien puede cacharte podría arruinar la experiencia. Yo te recomiendo elegir un lugar seguro para ambos. En lugar de arriesgarse, traten de hacerlo de la manera más cómoda posible.

El juego previo es tu amigo

En lugar de irse al grano, jueguen entre ustedes. Tóquense, bésense, pellízquense. Esto, además de que te relajará, podría darte suficiente placer para lubricarte. El problema de la primera penetración, además de estrechar los músculos, es que hay tanto nervios que no se lubrica bien.

La comunicación es clave

Podrías tener una mala experiencia si no te comunicas bien durante el sexo. Y es que, si él no sabe que te está lastimando, no se detendrá. Aunque te dé pena o seas tímida, hazle saber que lo estás disfrutando o que necesitas que se detenga.

Por Silvia Sánchez

Para mayor información visita Eme de Mujer Guatemala