El embarazo puede generar múltiples orgasmos

Las mujeres siempre tienen varias dudas al momento de tener relaciones sexuales cuando están embarazadas

Durante esos meses las mujeres tienden a tener la libido más alta hasta el sexto y séptimo mes, generando que necesiten más sexo, debido que se llegan a excitar más rápido y con mayor facilidad.

Ver más: ¿Qué buscan las mujeres en el sexo?

El deseo a tener relaciones sexuales a las mujeres embarazadas se debe principalmente a los cambios hormonales y físicos que experimentan en su cuerpo.

Esto ocasiona que se produzca una hinchazón en los labios mayores y menores, se tenga una mejor lubricación durante el coito, el sexo llega a ser más placentero y hasta se pueden generar múltiples orgasmos para la mujer.

No obstante, las mujeres en gestación pueden experimentar que el deseo sexual llegue o desaparezca rápidamente, esto se debe a los cambios que experimenta el cuerpo, generando varios malestares que disminuyen la libido.

Publicidad

A continuación te mostramos los principales cambios que experimentan las mujeres durante el embarazo:

Primer trimestre

Los primeros meses del embarazo, la mujer experimenta varios síntomas físicos como nauseas, dolor en los pechos y la necesidad de ir al baño frecuentemente. Esto posiblemente ocasiona que pierda un gran interés en el sexo.

Segundo trimestre

Durante este tiempo desaparecen los síntomas anteriores, y la mujer llega a tener más deseos por tener relaciones sexuales. La mujer en gestación llega a acumular tres libras de sangre, ese flujo se dirige directamente debajo de la línea de la cintura, esto ocasiona que se pueden tener varios orgasmos seguidos.

Publicidad

Tercer trimestre

En estos meses la mujer llega a perder el interés de tener relaciones sexuales, debido a la incomodidad de su cuerpo. Durante estos días varios doctores indican que se restringa tener sexo porque se pueden presentar algunos inconvenientes como el sangrado o placenta previa. Es recomendable evitar esa actividad por los altos riesgos que puede sufrir el bebé.

Más de Yessica Mardelli