Errores que cometemos en el sexo oral

No todas las mujeres se atreven a realizar sexo oral a su pareja por miedo de hacerlo mal, sin embargo, eso no es ningún impedimento

Esta es una de las prácticas que mayor placer da a la persona, pero para conseguirlo se debe practicar y empezar poco a poco.

Ver más: 5 mitos del sexo oral relacionados con las enfermedades

También se debe tener en cuenta los muchos errores que se pueden realizar durante el sexo oral. Para que esto no te ocurra te presentamos cuáles son los más comunes.

Errores al dar sexo oral

Errores que cometemos en el sexo oral

No anticiparse a la situación

Publicidad

Todos los hombres desean que les practiquen sexo oral, sin embargo, muchas temen realizarlo en el momento. Si quieres sorprender a tu pareja en la cama es recomendable anticiparse a la situación. ¡No temas y toma la iniciativa!

No tener cuidado

El pene es muy delicado por ello se debe tener mucho cuidado con los movimientos bruscos. Debes evitar soplar cerca del agujero de la punta del miembro masculino, ya que esto puede generar infecciones dolorosas.

No recogerte el cabello

Si tienes al cabello largo será muy incómodo practicar el sexo oral, ya que te caerá en la cara y se te meterá en la boca. Antes de realizar esta práctica recoge tu melena o pídele a tu pareja que te lo sostenga.

Publicidad

No tener cuidado con los dientes

Como anteriormente explicamos, el miembro masculino es muy sensible y delicado. Es probable que en el momento te dejes llevar y lo trates de morder. No obstante, esto no es nada placentero para ellos, solo le causarás dolor y arruinarás el momento. Aquí también se debe tener cuidado con las uñas largas.

No disfrutarlo

Si te da asco realizarse sexo oral a tu pareja es mejor que lo dejes de hacer. Ya que si te ve con cara de repulsión evitarás que lo disfrute. También otro error es mantenerse callada a todo momento, a los hombres les excita escucharte gemir.

Mantienes un ritmo

Para que tenga mayor placer es recomendable empezar lentamente, subiendo y bajando poco a poco. Pero este ritmo debe variarse frecuentemente, así sorprenderás a tu pareja.

Más de Equipo Eme