Feromonas, el aroma natural de la atracción

Cuando escogemos a nuestra media naranja el subconsciente hace reacción frente a las feromonas que trasmite su compatibilidad genética con nosotras, ya que ellas están ligadas a la mayoría de situaciones cruciales en nuestras vidas, desde la lactancia hasta la selección de la pareja.

Las feromonas son el sexto sentido, se utilizan para comunicarse sin hablar, para darse cuenta de algo sin conocerlo y para transmitir y recibir información crítica e incluso aquella que puede salvarnos la vida, pero, las feromonas que conducen al comportamiento sexual son, sin duda, las más excitantes.

Ver más: ¿Qué buscan las mujeres en el sexo?

Según un artículo publicado por Smart Publications, los niveles de feromonas tienen inmensa influencia en cómo y con quién se realiza el acto sexual, en cuan confiada y atractiva se siente la persona sobre su sexualidad y en cómo otros la perciben.

Estás sustancias químicas que emanamos hombres y mujeres salen a relucir gracias al sudor de nuestro cuerpo, aunque no necesitamos correr para que éstas puedan ser percibidas por otra persona.

Ellas se encargan de hacernos sentir atraídos a una persona o de resultar atractivos para alguien más, entre algunas de sus funciones está indicar atracción y compatibilidad sexual, por eso a veces alguien nos gusta aunque no sepamos conscientemente por qué.

Publicidad

Debido a que las feromonas se encuentran en nuestro sudor es muy común que encontremos ciertas partes del cuerpo más atractivas que otras, quizá por eso es tan lindo oler el cuello o la espalda de tu amor.

Por Adriana Uribe